15-12-24

Respuestas a la oración

“Porque para Dios no hay nada imposible.”

Lucas 1:37

Samuel, un extranjero en Libia, estaba leyendo su Biblia en un tiempo libre en su trabajo. Cuando uno de sus colegas, Amal, le preguntó qué estaba haciendo, Samuel le dijo que le encantaba leer la Biblia y llegar a conocer a Jesús.

Amal le dijo a Samuel que ella había soñado acerca de Jesús. En el sueño, ella no podía ver la cara de Jesús claramente, pero sabía que era Él. Estaba oscuro, pero salió una luz de entre las nubes y de repente el suelo debajo de ella se convirtió en agua. Ella miró hacia arriba, y lo vio que venía del cielo y le dio mucho miedo. Le dijo a Samuel que siempre tenía sueños de ese tipo.

Un par de días después, Samuel compartió con Amal su testimonio. Dios había transformado su forma de vida anterior que era mala y le había dado una vida nueva. Jesús había cambiado su corazón. Amal escuchó atentamente y exclamó, “¡Agradece a tu Dios por haber hecho estas cosas para ti”!

Samuel  no puede continuar ministrándole a Amal por las restricciones culturales entre hombres y mujeres. Samuel espera presentarle a una mujer que sea seguidora de Jesús.

En otro pueblo, dos creyentes en Jesús  libios fueron ungidos con aceite mientras otros creyentes oraban para que fueran empoderados por el Espíritu Santo con valentía para compartir las Buenas Nuevas. Al mes siguiente, uno de ellos tuvo la oportunidad de orar por un pariente enfermo, quien fue sanado. Otro de los creyentes libios compartió cómo el Espíritu Santo había quitado el enojo que constantemente tenía adentro y lo reemplazó con paz.  Ha estado orando y estudiando la Palabra desde entonces, con gran gozo.

Estamos llegando al final del año de oración por Libia, pero no dejemos de orar por Libia. Usted continuará recibiendo boletines de oración, pero saldrán cada mes, en vez de cada semana. Continuemos levantando esta nación hacia Dios como nos indique el Espíritu. Estamos agradecidos por los testimonios como los que compartimos más arriba, de formas recientes en las que Dios contestó nuestras oraciones. Sigamos pidiendo por más, para que los libios se levanten y tomen su lugar delante del trono de Dios.

Lea, ore y medite usando Isaías 60:1-3.


15-12-17

Vergüenza y dolor

“Y lo llamarán Emanuel (que significa Dios con nosotros).-

Mateo 1:23

Khadijah nunca vio a sus secuestradores que se le acercaban mientras ella caminaba hacia su casa desde la Universidad un día de invierno.  ¡Ocurrió todo tan rápido! Aun hoy no puede recordar con claridad lo que pasó. Todavía le persiguen escenas de la pesadilla que atravesó. La retuvieron por tres días hasta  dejarla frente a la puerta de la casa de su padre. Estaba golpeada y sus ropas estaban rotas. Su familia estaba devastada. Sabían que los vecinos hablarían acerca de su familia. Estaban avergonzados. Decidieron que Khadiya ya no podía vivir con ellos. Lo que le ocurrió quizás no era su culpa, pero ahora era una deshonra. La echaron – sin familia, sin honor, repudiada.

Salah es un hombre que también fue secuestrado. Camino a su trabajo fue secuestrado y lo retuvieron pidiendo por él una recompensa. Sus secuestradores amenazaron con  matarlo si su familia no pagaba.

Mohamed fue retenido por dos meses. Sus captores lo tenían con los ojos vendados en un contenedor, y lo golpeaban regularmente.

Estos son casos comunes en la Libia actual. Cualquiera que tiene dinero vive con miedo de ser objeto de matones que lo secuestrarán y lo amenazarán a ellos o a los miembros de su familia.

En esta época de adviento, al meditar en la venida de Jesús al mundo, oremos porque la gente de Libia encuentre salvación, consuelo, y sanidad en Jesús. Ora para que seguidores de Jesús sean guiados a aquellos libios que tienen hambre de consuelo y salvación.

Lea, medite y ore usando  Isaías 11: 1-10.


15-12-10

El corazon del Padre

Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes.

Juan 20:21

Un creyente libio que vive fuera del país, comparte un sueño que tuvo hace años:

“En mi sueño, me vi que regresaba a la tierra de mi padre en Libia. En su terreno había árboles de olivo. En mi sueño vi los árboles y estaban llenos de aceitunas, más grandes que el tamaño normal de las aceitunas. Su color era muy oscuro, y comenzaron a verse gotas de aceite que salían de las aceitunas. La cosecha estaba madura. Pero yo estaba muy triste porque mi padre estaba  sentado. Lo mire y pregunté: “ ¿Qué ocurre? ¿Por qué no estás recogiendo las aceitunas? La cosecha está lista.” Me miró y dijo, “no tengo a nadie que me ayude.” Yo estaba triste porque mientras caminaba veía aceitunas en el suelo, de las cuales salía su aceite. Las aceitunas estaban listas por ser cosechadas. En las otras tierras, todos estaban cosechando sus aceitunas, excepto las aceitunas en la tierra de mi padre.

“Desperté sintiéndome triste. Le conté a un líder de mi iglesia acerca del sueño. La explicación fue esta: Las aceitunas eran los corazones de la gente de Libia. El padre era nuestro Padre celestial. Nadie está ayudando con la cosecha – el país no tiene obreros para compartir las Buenas Nuevas. Las aceitunas de las cuales sale el aceite son los corazones libios que están listos para la obra de Dios.”

“Si Jesucristo es Dios y murió por mí, entonces ningún sacrificio puede ser demasiado grande para que yo lo haga por Él.” – C.T. Studd

Lea, ore y medite usando  Lucas 2: 8-18.


15-12-03

Caos

Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin.

Isaías 9:7

Thoraya solía aceptar todo lo que ocurría como que era la voluntad de Dios. Nunca cuestionaba lo que la vida le traía. Aunque su familia y su tribu no lo querían al presidente Ghaddafi , la vida no era tan malo para ellos.. Algunos de los parientes de Thoraya murieron luchando para los rebeldes durante el levantamiento del 2011, pero su familia se sentía orgullosa de que habían muerto como mártires para crear una Libia nueva y libre. A pesar de las luchas del gobierno naciente, ella y sus amigas todavía disfrutaban de la vida y estaban contentas con su religión. No tenían ningún deseo de cuestionar sus vidas.

En el último año y medio, esto ha cambiado. La vida se ha tornado más inestable que cuando estaban bajo el régimen de Ghaddafi. Desde las primeras elecciones de Libia en 2012, los que están en el gobierno no han podido controlar las numerosas milicias y grupos armados que aumentaron su poder durante la revolución del 2011.

Estos grupos se han fragmentado y multiplicado, y continúan los enfrentamientos por el control del país. Un informe reciente de las Naciones Unidas estima que aproximadamente 1700 grupos armados y milicias actúan en Libia.  Algunos de estos grupos usan la inestabilidad actual para arreglar antiguas deudas y luchas entre tribus.
Los libios ya no se sienten seguros. La ley ya no los protege y la policía demasiadas veces tienen demasiado miedo como para intervenir, o simplemente no están en condiciones de actuar.

Las Naciones Unidas estiman que 2.44 millones de libios – casi la mitad de la población del país- han sido afectados por las luchas, situación que lleva a la escasez de alimentos, agua, electricidad y provisiones médicas. La calidad de vida y el acceso a los servicios básicos varía ampliamente dentro del país. La situación en Tripoli es peor de lo que era hace cinco años, pero aun así es más estable que la ciudad de Benghazi.  Una mayoría de libios entrevistados por las Naciones Unidas en Agosto dijo que sus hijos podían asistir a la escuela, mientras que las inscripciones en las escuelas en Benghazi  bajaron en un 50 % desde que las luchas se intensificaron en 2014.

Muchos libios, como Thoraya y sus amigas se están desesperando cada vez más. Se encuentran frecuentemente en debates acerca de “Por qué las cosas no van bien en el país”.  Thoraya choqueó a todos cuando dijo que su religión era la causa de toda esa calamidad. Más y más libios están preguntando cosas que nunca hubieran preguntado anteriormente.

Aunque Libia está experimentando cambios en su gobierno y liderazgo, parece ser que la oscuridad – que ha entrado por causa de pecados cometidos a través de las generaciones –  no se va.

Clamemos por que la Luz de Dios rompa la maldición que hay sobre este país para que los libios puedan buscar y encontrar a Jesús.

Lea medite y ore en base a Mateo 2:1-11.


15-11-26

La Palabra de Dios

“Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.”

Juan 1:14

Cuando tenía 18 años, decidí ser seguidor de Jesús. Algo en mi corazón me exhortaba a entregarme a Jesús. Por un día, fui su seguidor, y luego lo descarté porque le tenía miedo a mi familia, y había escuchado historias acerca de personas que habían sido asesinadas por convertirse a la fe cristiana.  Mi comunidad musulmana no era celosa, era ignorante con respecto a otras religiones y no quería que nadie hiciera preguntas. Esperaban simplemente que todos aceptasen sus creencias musulmanas, que eran tan duras e inmutables como el hierro.

Un día, me encontré con un cristiano humilde que estaba haciendo un trabajo de reparación para mi hermano.  Cuando hablé con él, era amable y su cara resplandecía.  Calculé que era cristiano por su nombre, y eso me atrajo a él aún más. Lo vi muchas veces y le pedía que me hablara de Cristo y de la Biblia. Nunca creí que la Biblia había sido modificada y me asombraba que mis compañeros musulmanes decían que había sido modificada, aun cuando el Corán nos dice claramente que debemos creer y aún estudiar la Biblia. Aún le dice a los musulmanes que si tienen preguntas, deben preguntarle a la “gente del Libro”, eso es, a los cristianos.

Al preguntarle acerca de la Biblia, él sugirió que me podría dar uno para que lo leyera por mí mismo. Me dijo que era su propia Biblia y que no tenía otra porque no había Biblias en las librerías de Libia. Tomé la Biblia y estaba muy feliz, pero a la vez tenía miedo que lo encontrara mi familia. Apenas comencé a leer la Biblia, estando encerrado con llave en mi habitación, sentí que el gozo llenaba mi corazón. Me sentía atraído por ella, pero no penetró muy profundo.

Después de una semana le devolví la Biblia. Le pregunté si me enseñaría más de su fe, pero regresó a su país antes de que pudiera hacerlo. Le pedí que me trajera una copia de la Biblia cuando regresara.  Así fue que comencé a estudiar la Biblia y las enseñanzas de Cristo. Aprendí acerca del poder de Cristo y disfruté la comunión de compartir la vida con el Señor. Comencé a orar oraciones verdaderas en Cristo y dejé de hacer las cinco oraciones diarias, que parecían un deber fútil.

En una oportunidad, la noche antes del año Nuevo, hice una oración simple: “En el nombre de los ángeles del Señor y en el nombre del Mesías, clamo a ti, Señor del cielo. Libra mi cuerpo de pecado hasta el final de la eternidad. Pido esto en Cristo Jesús, Amén.” Proclamé que Cristo es mi Señor y Salvador y Redentor, el que resucitó de la muerte para mí y para toda la humanidad para salvarnos de nuestras maldades. Nunca más conocí el temor o la falta de seguridad porque el Señor estaba conmigo – mi Luz y mi Salvación.

Dormí esa noche completamente relajado en mi espíritu. Quería gritar en voz alta para que el mundo sepa lo que había pasado: me había arrepentido y había aceptado a Cristo como mi Señor y Salvador.

Lea, medite y ore usando  Juan 6:36-40 


15-11-19

Diaspora Libiana

Stăruiţi în dragostea frăţească. Să nu daţi uitării primirea de oaspeţi, căci unii, prin ea au găzduit, fără să ştie, pe îngeri.

Evrei 13:1-2

Un numar estimativ de 2 milioane libieni traiesc in afara Libiei in tarile vecine, cei mai multi in Tunisia si Egipt dar de asemenea in cateva tari vestice. Putini dintre ei sunt inregistrati ca refugiati, deci este dificil sa se stie numarul exact.  Cativa dintre au parasit tara din cauza legaturilor lor cu regimul Gaddafi; altii au plecat pentru a-si continua educatia si nu s-au mai intors din cauza nesigurantei si incertitudinii; si altii au plecat din cauza violentei.

Nevoile lor fizice poate nu sunt atat de groaznice ca atator refugiati africani si din Orientul Mijlociu care isi fac drum prin Libia spre Europa. Totusi, libienii care traiesc in afara tarii tanjesc dupa prietenia si legatura cu localnicii din tara lor gazda. In timp ce este dificil sa ajungi cu Evanghelia la libieni cat timp ei raman in Libia, diaspora libiana prezinta o oportunitate pentru ei sa auda Vestea Buna.

Andrew, care lucra in Libia, relateaza experienta urmatoare: “ Am mers recent la o cafea libiana intr-un oras european unde multi libieni traiesc acum. Am fost atras intr-o conversatie plina de viata cu un libian conservatorist a caror cuvinte de despartire m-au uluit. El a spus ‘ Traiesc aici de 12 ani si acum este prima data cand am stat si am avut o reala conversatie cu un localnic. ‘ In contrast, consider timpul meu in Libia unul calduros, ospitalier pe care l-am primit de la multi straini locali.

Un crestin libian explica mai departe: “ Libienii sunt foarte sociali. Le place sa aiba mese impreuna. Viata sociala este importanta, ca de asemenea si respectul unul pentru celalalt.  Daca ei vad aceasta ei se simt bine primiti. Biblia vorbeste despre ‘iubiti-va unul pe altul’. Cand crestinii iubesc si poarta de grija, libienii sunt atrasi la Isus. Dar libienii sunt dati la o parte cand oamenii ataca Coranul sau cand crestinii le vorbesc cu o atitudine “ Voi sunteti gresiti si noi avem dreptate.”

Haidem sa ne rugam ca biserica lui Dumnezeu sa poata oferi adevarata ospitalitate pentru acei libieni care acum sunt straini intr-un alt pamant , pentru ca noi care am fost straini lui Dumnezeu , am avut privilegiul de a fi acceptati ca prieteni ai lui Dumnezeu.

Citeste, mediteaza, si roaga-te Efeseni 2.


15-11-12

Siga preguntando…

“Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán;  llamen, y se les abrirá.”

Mateo 7:7

Youssef disfruta al discutir sobre religión con su amigo extranjero Juan, un seguidor de Jesús. Le intriga la fe que tiene su amigo en Jesús, pero a veces parece que Youssef está más interesado solo en conversar que en buscar realmente la verdad.

Uno de los primos de Youssef, Ahmed, compró una Biblia luego de ver una película que vio estando en otro país. Cuando Ahmed regresó a Libia, le preguntó a Juan acerca de la vida de Jesús, y por qué murió por nuestro pecado. No está seguro de poder confiar en lo que está escrito en la Biblia, porque, como la mayoría de los musulmanes, Ahmed cree que la Biblia ha sido modificada.

Para Youssef y su primo Ahmed, la religión tiene que ver con ganar puntos para con Dios. Creen que uno gana más puntos si ora en la mezquita que por orar en la casa. Dar generosamente a los pobres y a los necesitados también da más puntaje. En el día del juicio, Dios pondrá todas las obras buenas y malas sobre una balanza; si las obras buenas pesan más que las malas, es posible que Dios le dé entrada al paraíso.  Youssef y Ahmed ven que la manera en que Juan habla acerca de la salvación, la oración, y el ayuno es diferente, pero creen que quizás Juan está engañado.

Tareq es otro libio musulmán que se hizo amigo de un extranjero llamado Pablo, que trabaja en su país. Por curiosidad, Tareq comenzó a preguntarle a su nuevo amigo Pablo acerca de su religión. Luego de la conversación, Tareq bajó la Biblia de Internet y leyó el libro de apocalipsis. Él había escuchado algunas historias de Jesús anteriormente, y había escuchado que Jesús tenía pelo blanco. Grande fue la sorpresa de Tareq cuando leyó en Apocalipsis que Jesús, de verdad tenía pelo blanco!  Algunos de los compañeros de Tareq también han comenzado a leer acerca de Jesús y la Biblia para hacerle preguntas a Pablo.

Los libios se esfuerzan por hacer que la gente se sienta como en su casa, y puede que hagan preguntas por pura cortesía, o para comenzar una conversación, pero eso no siempre significa que tienen un deseo de corazón de saber más. Sin embargo, Dios está poniendo en contacto a gente libia con Su gente en muchas formas diferentes, y lo que puede comenzar como una simple conversación por cortesía, puede encender una chispa en lo más profundo y animarles a buscar la verdad.

La inestabilidad y el caos han desestabilizado a los libios sacándolos de su comodidad y los ha llevado a buscar más – especialmente paz y verdad. La Biblia dice que no debemos cansarnos de hacer el bien, pero que cosecharemos a su debido tiempo (Gálatas 6:9). No nos cansemos de pedir y de golpear la puerta del cielo por que sean abiertos los ojos de los libios, para que tomen conciencia de su necesidad de un Salvador. Oremos para que ellos vengan a Jesús y le hagan saber sus necesidades para que Él pueda salvarlos y sanarlos.

Lea, medite y ore usando  Marcos 10:46-52


15-11-05

Fronteras

“En torno suyo –afirma el Señor- seré un muro de fuego, y dentro de ella seré su gloria.”

Zacarías 2:5


www.talkradionews.com

Libia tiene 1.770 kilómetros de costa, además de 5.000 kilómetros de fronteras terrestres porosas, la mayoría en zonas de desierto que están poco pobladas.

Gadafi,  que murió en el levantamiento  Libio de 2011,  supuestamente le reclamaba a Europa por año 5 mil millones de euros ($5.37 mil millones) para compensar el costo de la vigilancia de las fronteras y la lucha en contra del tráfico de personas.  Gadafi utilizó sus políticas de inmigración para aplicarle presión a Europa, abriendo y cerrando las puertas a los inmigrantes dependiendo del estado de las relaciones de Libia con los miembros de la Unión Europea (en particular Italia, el anterior  poder colonial de Libia). Al caer Gadafi y, en consecuencia, al no haber  una autoridad de Estado, las fronteras porosas de Libia están siendo explotadas por ISIS y otros grupos extremistas, por milicias y por traficantes. Ya que se pueden generar millones de dólares por el contrabando en las fronteras, estas organizaciones han utilizado el tráfico de personas, armas y drogas para financiar sus actividades. Tribus tales como los Tuareg y Tebu dependen del dinero que reciben asistiendo en este tráfico fronterizo de tal forma que es su principal ingreso.

La falta de un gobierno unido y estable y la falta de fuerzas policiales sólidas permiten que este tráfico continúe. No es solo destructivo para Libia mismo, sino que también explota y pone en peligro a los refugiados de África y del Medio Oriente.

Los africanos subsaharianos  son contrabandeados a Libia a través de las fronteras del sur (vía Sudan, Níger, Chad). Los sirios, que forman una porción significante de los que son traficados, generalmente llegan vía Argelia.

Túnez ha tenido dos ataques terroristas este año, y es, según  las autoridades,  a causa de un pobre control de la frontera con Libia.  En ambos ataques, los tunecinos involucrados habían cruzado la frontera para recibir entrenamiento con ISIS en Libia.

Las fronteras porosas de Libia han permitido que las fuerzas de oscuridad cosechen destrucción en las vidas de los libios y más allá. Al pasar tiempo en oración esta semana, pida por que  Jesús, la Luz del mundo, eche afuera a estas fuerzas poderosas de oscuridad.

Lea, medite y ore usando Salmo 18:7-15


15-10-29

¿A qué se parece la iglesia?

“Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.”

Juan 4:23

Pablo se hizo amigo de algunos libios en la ciudad donde él vivía. Frecuentemente les hacía preguntas acerca de su religión: “¿Por qué el Corán habla de que Jesús muere? ¿Por qué dices que la Biblia ha sido modificada? El Corán no dice esto.”

Nunca antes habían considerado estas preguntas, y les hacía sentir  incómodos.
Un día Mukhtar le preguntó a Pablo si lo podía acompañar a la iglesia. Pablo tenía un compromiso ese día y no podía ir. Le explicó a Mohkhtar que la iglesia no era solamente un edificio material. Más bien, la iglesia tiene que ver con estar en comunión con otros creyentes. La iglesia puede estar en cualquier parte.

Pero eso no satisfizo a  Mokhtar y fue sólo a la iglesia. El sacerdote le dio la bienvenida y le preguntó su nombre y de dónde venía. Mokhtar mintió acerca de su nacionalidad porque tenía miedo que alguien se enterase. Se fue inmediatamente al terminar el culto.

Sin embargo, estaba surgiendo en él hambre por conocer.  Le llevó a Pablo sus preguntas: “¿A quién están adorando en la iglesia? ¿A Dios o a Jesús?”

Mientras tanto, Mokhtar intentó tomar livianamente su experiencia en la iglesia,  burlándose de ésta en frente de sus otros amigos. Sin embargo, le produjo curiosidad a uno de sus amigos, y él también quiso ir a la iglesia.

El clima actual de violencia en nombre de la religión está haciendo que muchos libios musulmanes comiencen a dudar de su fe. Sin embargo el “cristianismo”, como ellos lo ven en la televisión y en edificios de Iglesias tradicionales es extraño para ellos y para su cultura. No solo necesitan una revelación de Jesús, sino también una revelación de lo que realmente es la iglesia.

Los libios que siguen a Jesús también anhelan saber de qué se trata la iglesia. Cuando miran TV, ven a los cristianos reuniéndose y adorando en edificios grandes, y eso no es posible para ellos. Ore para que Jesús los conecte entre ellos,  en Él, en una forma que encaje bien con su contexto.

Lea, medite y ore con Hechos 2:21, 37-47


15-10-22

Kufrah

“! Voy a hacer algo Nuevo!  Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.”

Isaías 43:19

El sudeste de Libia está dominado por grandes expansiones del desierto de Sahara.  En medio de este desierto inmenso, está el pequeño cuenco de Kufrah.  El cuenco alberga un puñado de oasis. Éstos no serían importantes al no ser porque están estratégicamente puestos justo en el medio del desierto.

Por su ubicación,  Kufrah ha sido por mucho tiempo un centro de comercio legal e ilegal. Es un centro para el contrabando, drogas, tráfico, inmigrantes y cruces de frontera ilegales. La zona está gobernada por carteles tribales que desafían cada gobierno, frecuentemente continuando su comercio y manteniendo su autonomía al compartir parte de sus ganancias con el gobierno.

Esa zona es también un lugar santo para la orden de Senussi, una forma del islam Sufi.  Esto ocurrió cuando el líder de Senussi en 1894 decidió ubicarse en Kufrah porque era más seguro.  Luego en 1951, el líder Senussi el rey Idris, legó a ser gobernante de Libia. Mantuvo esa posición, hasta que fue depuesto por el golpe de estado del Coronel Gaddafi en 1969.

Kufrah sigue estando íntimamente relacionado con la política nacional, la religión y los movimientos migratorios. Parece ser que Kufrah en este momento está dominado por el lado negativo y perjudicial de su significado especial. Ore para que Kufrah pueda ser, por el contrario, un lugar de bendición, realizando su potencial de ser un centro de influencia positiva. Ore para que la gente pueda llegar a ver quiénes son en Cristo, y que sus planes y propósitos son mayores y más dulces que cualquier cosa que ellos conocen actualmente.

Lea, medite y ore usando Isaías 35:4-8


15-10-16

Medios de comunicación

“Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón.”

Jeremías 29:13

Una profesora libia muy conocida que ha estado trabajando en el occidente escribió un artículo sobre eventos actuales en Libia en un sitio de noticias libio bastante popular. Escribió que, hasta ahora,  ella ha convencido a cinco mujeres jóvenes libias  que se habían hecho cristianas a través de mensajes del evangelio que se les compartió a través de medios de comunicación sociales,  a regresar al Islam. Sin embargo la última de estas mujeres le dijo “este es el Señor al que quiero seguir y adorar. Él es un Dios de amor, paz y honestidad – al contrario de lo que vemos en el Islam, especialmente estos días de contiendas, conflictos, contradicciones y crueldad… Él es el único que puede garantizar el paraíso para aquellos que creen… mira lo que me dijo hoy el Señor…” La joven le enseñó a la profesora un mensaje en su teléfono que decía, “Una carta de tu padre celestial…”

Esto sirvió como una llamada de atención para la profesora… Mientras los sheiks y líderes religiosos en Libia estaban discutiendo entre sí e incapaces de contestar las preguntas o permitir a los jóvenes cuestionar su religión, estas mujeres jóvenes estaban buscando y encontrando otro camino a Dios. La profesora había conocido a varias jóvenes que habían aceptado este camino – el Camino de Jesús – y que decían que habían encontrado gozo y paz en Jesús.

Ella citó de las Escrituras, y de conversaciones espirituales de este sitio web, y eso resultó en que muchos libios visitaran el sitio web, y vieran por ellos mismo de qué estaba hablando ella. Ella lo describió como “una voz libia para los libios”. Alabamos a Dios por utilizar a esta profesora para ayudar a la gente a tener acceso a la verdad.
Dios está utilizando medios digitales para no solo comunicar el mensaje del evangelio a los libios, sino también para animar a los seguidores de Jesús libios. Con la disponibilidad de internet, se puede alcanzar a los libios a través de sitios en internet y los medios sociales. Más y más personas están accediendo a internet con sus teléfonos celulares y están visitando sitios cristianos en internet y páginas de Facebook, buscando respuestas para sus preguntas y problemas.

No todos están contentos con esta realidad. Aquellos que están en posiciones de autoridad tratan de bloquear sitios cristianos para que no se los pueda acceder desde Libia.

Al meditar en la escritura, oremos que los libios busquen y encuentren la verdad acerca de Jesús al utilizar medios sociales. Ore para que el espíritu Santo conecte creyentes con aquellos que están buscando la verdad a través de internet y que ningún poder o autoridad lo impida.

Lea, medite y ore con  Isaias 55:1-11


15-10-08

Tuareg

Canten salmos a Dios, cántenle salmos; canten, cántenle salmos a nuestro rey. Dios es el rey de toda la tierra; por eso, cántenle un salmo solemne.”

Salmo 47:6,7


www.ibtimes.co.uk

A pesar del clima actual de conflicto y depresión económica, las tribus Tuareg se reunieron en el pueblo de Ghat para el festival anual de música y cultura a principios de Junio. ¡Que sus canciones y danzas se conviertan en alabanza y adoración al Rey!

Los Tuareg componen aproximadamente 20.000 personas en Libia y viven en el rincón sudoeste del país cerca del pueblo de Obari y de Ghat. Originalmente, los Tuareg vivían como nómades en el desierto del Sahara, y hoy también se los encuentra en los países vecinos de Níger, Mali y Argelia. Los Tuareg en Libia hablan el dialecto Tamahaq de Bereber.

Bajo el anterior régimen, los Tuareg fueron marginalizados, se les negó la ciudadanía, y no tenían representación política. Gaddafi contrató Tuareg de otros países para pelear con él en la revolución. Los Tebus, otro grupo tribal, pelearon del otro lado, con los revolucionarios. Desde 2011, ha habido continuos enfrentamientos entre los Tebus y otras tribus. Una razón importante de estos conflictos está relacionada con disputas sobre el control de las rutas comerciales del sur así como también campos de petróleo claves.

Recientemente ancianos de las tribus locales Tuareg como también de las tribus Tebu acordaron un cese de fuego, que, esperemos, puede resultar en un acuerdo de paz.
Con la creciente presencia de grupos Islámicos en el sur de Libia, pídale a Dios que los Tuareg no se radicalicen,  sino que tengan sus necesidades atendidas – para desarrollo económico, oportunidades de trabajo, el apoyo del estado para con su idioma y cultura, y mayor acceso a nacionalidad y derechos asociados.

Lea ore y medite con Romanos 15:9-13


15-10-01

Sueños y visiones

“Después de esto, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán sueños los ancianos y visiones los jóvenes.”

Joel 2:28

Cuando Waleed tenía 10 años, tuvo un sueño: se abrió una puerta al cielo para él. Más allá de la puerta, había gente que vestía ropa blanca y había alrededor de ellos una gran luz.

Luego cuando era adolescente, se le abrió esa puerta de la misma forma. A través de muchos años en los que sentía sed por la Verdad, hacía con todo su esfuerzo sus 5 oraciones rituales, y clamaba a Dios, conoció a alguien que seguía a Jesús, y que le presentó la Biblia.

La noche en la que Waleed aceptó a Jesús como Salvador y redentor, Cristo se le apareció otra vez en un sueño: Jesús estaba crucificado y colgando de la cruz,  todo herido. Estaba mirando cómo Waleed se acercaba a la cruz. Cuando Waleed se despertó en la mañana, le dijo a su madre que había soñado acerca de Jesús, crucificado y clavado en la cruz.

Ella le dijo: “Eso significa que tienes una victoria poderosa sobre algo” y no lo reprochó. La noche siguiente Cristo se le apareció en una escena maravillosa y le abrió la Biblia y leyó del Libro de la Vida y le dijo a Waleed: “Yo soy la Verdad y la Vida”.

La vision continuó, y después de dos días, Cristo se le apareció con un ruido fuerte. La Biblia estaba abierta y sus palabras estaban siendo proclamadas por una Luz. Nunca en su vida había visto una luz así. Cuando se despertó se acordó del sueño que tuvo cuando tenía 10 años.

Él sabía el secreto que había en su corazón- su amor por Cristo y la religión de tener amor y comunión con el Señor en la vida.  Él sabía que había recibido vida eterna por su amor por Cristo. Actualmente él vive para Cristo sin que sepa su familia, porque sabe lo que ocurrirá si supieran-le costaría su vida. Sin embargo intenta compartir su fe con personas con las que se encuentra.

Waleed dice: “te digo que yo no sabía el significado de la vida hasta que me encontré con Cristo y aprendí acerca de mi amor por Él en mi corazón”.

Dios está utilizando sueños y visiones para atraer gente de Libia hacia sí. Un seguidor de Jesús de Libia explica que los libios le dan una importancia enorme a los sueños. Si alguien ve una visión o tiene un sueño, lo toma seriamente y está listo para escuchar y recibir a Jesús. Cuando consiguen una Biblia, “no solo lo leen, sino que lo “devoran””. Continuemos pidiendo que se incrementen los sueños y las visiones acerca de Jesús.

Lea, medite y ore 1 Juan 1:1-7


15-09-24

Tobruk

“No conociendo la justicia que proviene de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se sometieron a la justicia de Dios.”

Romanos 10:3

Tobruk, una ciudad portuaria en la costa este mediterránea de Libia, cerca del límite con Egipto, tiene una población de aproximadamente 120.000.

La ciudad tiene un puerto profundo y fuerte, con una protección natural. Es probablemente el mejor puerto natural en el norte de África, pero no tiene sitios obvios para encallar, ya que está rodeada por acantilados y desierto. La zona desértica  que lo rodea, está ligeramente poblada por pastores nómadas que viajan de oasis a oasis. Tobruk se hizo famosa en la segunda guerra mundial  por ser una fortaleza estratégica  para los aliados que estaban bajo sitio al tratar de demorar el avance alemán hacia Egipto. Luego de la independencia de Libia en 1951, el rey Idris de Libia tenía su palacio en  la ciudad, en  Bab Zaytun. Tobruk fue tradicionalmente una fortaleza de la dinastía real Senussi, y una de las primeras ciudades en rebelarse en contra de Gaddafi. En el mismo comienzo de la revolución de 2011, la ciudad quedó bajo el control del NTC (Concilio Nacional de Transición) que oponía a Gaddafi.

En septiembre de 2014, el HOR (la Cámara de Representantes), el gobierno de Libia reconocido internacionalmente, se trasladó desde Trípoli hasta Tobruk luego de que una milicia llamada Libia Dawn tomó la capital en agosto de 2014 y estableció una Asamblea rival – el GNC (el Congreso Nacional General).

Esta ciudad ha visto menos violencia que otras ciudades de Libia, pero no ha sido exenta de ella. En mayo de 2015 hombres armados trataron de asesinar a Abdullah al-Thinni, Primer Ministro del  HOR en ese momento, cuando iba camino al aeropuerto, pero pudo escapar. El ataque estuvo vinculado a líderes tribales en Tobruk.
.
Tobruk está jugando un rol clave  en los asuntos actuales de Libia.  Varios acuerdos de paz entre los gobiernos  de Tobruk y de Trípoli han sido rechazados.

Lo siguiente fue puesto recientemente en una página de Facebook de Tobruk:

“No pienses demasiado, pero perdona mucho.
Dios abre la puerta por medio del perdón y no por medio del pensamiento.
Pide perdón al Dios Todopoderoso y arrepiéntete delante de Él”.

Quizás ésta es la clave para que la gente de Tobruk y Libya se reconcilien. Al tomarnos tiempo para orar por esta ciudad, ora por su reconciliación con Dios a través de Cristo Jesús.

Lee, medita y ora usando  2 Corintios 5:18-21.


15-09-18

Eid al-Adha

Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: “!Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”

Juan1:29

Omar, un hombre soltero de unos 30 años, es generalmente sociable y extrovertido.  Últimamente ha estado muy deprimido con la situación de Libia. Luchó del lado de los rebeldes en la revolución de 2011, pero no ha estado involucrado con ninguna milicia desde entonces. Actualmente, solo caminar por el pueblo puede llegar a ser peligroso. Un día, mientras hacía las compras para su familia, quedó en medio de un cruce de fuego y tuvo que huir para salvar su vida. “Solo quiero paz, paz, paz…” dice.  No tiene trabajo y pasa la mayor parte de su tiempo en la casa, mirando TV o navegando por internet  esperando que esto lo ayude a olvidar. Le da vergüenza su país y está avergonzado por toda la injusticia y la muerte de gente inocente por distintos grupos, especialmente el estado islámico. Las matanzas de IS en Libia choquearon al mundo entero este año, pero él y otros libios como él están aún más horrorizados que el mundo occidental  por las ejecuciones salvajes.

La semana próxima es el Hajj (el peregrinaje a la Mecca), uno de los pilares del Islam.  Muchos musulmanes como Omar, que no van a ir al hajj, igual estarán celebrando Eid al Adha, la fiesta del sacrificio, en el que sacrifican una oveja como lo hizo Abraham hace miles de años. Luego de hacer oraciones bien temprano en la mezquita, donde se lee la historia de Abraham (levemente diferente al de la Biblia) los hombres regresarán a su casa para matar sus ovejas (a veces se comparte un camello entre familias) y las mujeres pasará el resto del día preparando diferentes platos. Los siguientes dos días, visitarán a sus amigos y los niños pasearán con ropa nueva.

Muchas personas, como Omar, están cansados de tantos enfrentamientos, y esperan que la celebración de Eid al-Adha quizás traiga algo de alivio (aun si es momentánea) de los continuos enfrentamientos  y malas noticias. Al leer y meditar en la (verdadera) historia de Abraham, ora para que el Espíritu Santo traiga revelación cuando lean la historia en la mezquita, de que Jesús, el Cordero de Dios es el “gran” sacrificio de Dios por su pecado y vergüenza.  El Corán menciona claramente que el hijo de Abraham fue salvado por un “gran” sacrificio (un carnero que Dios proveyó). Pidamos para que ellos también lleguen a ser herederos espirituales de la bendición de Abraham.

Lee, medita y ora usando Génesis 22:1-18


 15-09-10

El día del mártir

“Mucho valor tiene a los ojos del SEÑOR la muerte de sus fieles.”
Salmo 116:15

“Quisieron enterrarnos. No sabían que éramos semillas.”
Proverbio Mexicano

Todos los años, el 16 de septiembre, los libios conmemoran el Día del Mártir en honor de aquellos que cayeron víctimas bajo los regímenes dictatoriales de Benito Mussolini (quien gobernó cuando Libia era colonia italiana) y Muammar Gaddafi.  Se realizan solemnes ceremonias recordatorias a lo largo del país.

En años recientes también cristianos han sido martirizados por su fe. En febrero y abril  de 2014 el mundo se conmocionó por el asesinato brutal de cristianos egipcios y etíopes. Sin embargo aún antes de estos incidentes, los cristianos en Libia sufrían.

El 30 de Mayo de 2014, un muchacho iraquí Cristiano llamado Danny salió para jugar con sus amigos y nunca regresó. Le pegaron un tiro y lo mataron por su fe. La madre de Danny dio su testimonio en una entrevista televisiva en Sat 7, un canal que se emite hacia el mundo árabe.

“Cuando escuchamos la noticia de su asesinato, nuestra familia y amigos lloramos. Pero me encontré cantando himnos. Aun yo misma me sorprendí de mi reacción.”

“Cuando lo fuimos a ver por última vez antes de su entierro, fue muy difícil, pero le dije a Jesús, “por Anchorfavor dame tus ojos para ver a mi hijo  y por favor dame la fuerza para soportar.” Me fui, todavía cantando himnos, a ver a mi hijo.”

“En el coche cerré mis ojos y vi una visión de Danny con una túnica blanca y una corona de flores. Vi a Jesús sentado sobre el trono y los ángeles alrededor de él dando la bienvenida a mi hijo.”

“Luego de eso el Señor me consoló y la gente que vino también me consoló y lloró por Danny. Pero yo les dije, “Mi hijo está vivo en el Reino y que el nombre del Señor sea glorificado.”

“La mayoría de las personas que vinieron no eran cristianos, y estaban asombrados de mi tranquilidad y de cómo me estaba consolando.”

La intención del enemigo para mal, Dios lo transformó en bien – y el testimonio de perdón para con los asesinos y el mensaje de la cruz fueron emitidos hacia el mundo.

Mientras meditas en Apocalipsis  12, piensa, ¿qué razón da la escritura para la persecución y el martirio? ¿Cómo pueden los seguidores de Jesús en Libia caminar victoriosamente? Ora por ellos mientras el Espíritu te guía a través estos versículos.

Lee, medita y ora usando Apocalipsis 12:9-12


15-09-03

El Tebu

“El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite!”

Salmo 18:2

Dos chicas hablaban suavemente en una celda de la comisaría – no en árabe, sino en Tedaga. Una de las mujeres policía en la cárcel también hablaba su idioma.

Habían sido arrestadas por estar borrachas (aunque no lo estaban) y estaban maldiciendo a los libios por detenerlas injustamente. Estaban muy asustadas de que sus familias se enterasen que estaban en la cárcel (lo que traería deshonor a su familia) así que llamaron a su casa e inventaron una historia. Una de ellas se estaba capacitando para ser enfermera, así que le pidieron a una guardia que fingiese ser doctora y que dijese que esa chica tenía que trabajar hasta tarde.

A las 3 de la madrugada una de las madres llamó y luego de la llamada, la chica trató de beber un líquido para la limpieza que encontró allí, pero la otra chica la tiró al suelo y llamó al guardia diciéndole que trajera leche que serviría de antídoto. El guardia le obligó a tomar la leche, y ella luego se durmió.

Al día siguiente llegó un tío, habló con el guardia por un rato largo, les dio comida a las chicas, y por fin las soltaron.

Las chicas y la mujer policía son Tebu. Los Tebu en Libia son de la tribu Teda y viven en el rincón sudeste deAnchor Libia cerca de Kufra. Antes de la guerra civil la población aproximada de los Teda era 4.000 en Libia, 10.000 en Níger y 28.500 en Chad.

Son mayormente pastores nómades o semi-nómades, pero también cultivan granos y dátiles en los oasis. Los clanes tienen uso prioritario de ciertos oasis, palmerales, tierra cultivable y fuentes de agua. Las relaciones sociales están basadas en la reciprocidad, la hospitalidad y la asistencia. Están prohibidos el robo y el asesinato dentro del clan y los animales robados deben ser devueltos.

Bajo Muammar Gaddafi, la minoridad Tebu (Toubou) sufrió discriminación masiva. En 2007 fueron despojados de su nacionalidad libia y se les negó el acceso a la educación y cuidados de salud. En 2008 un grupo armado – el TFSL (El frente Toubou para la salvación de Libia) organizó un levantamiento en contra del gobierno. El régimen de Gaddafi continuó desalojándolos y demoliendo sus casas.

Durante la revolución del 2011 los Tebu tomaron partida con las fuerzas rebeldes anti-Gaddafi y participaron en la campaña Fezzan, capturando varias ciudades.

Se llaman a sí mismos “la gente de las rocas”, porque su tierra ancestral está en las montañas rocosas de Tibesti.

Ore, pidiendo que encuentren la verdadera Roca y construyan sus vidas sobre Él.

Lea, medite y ore: Mateo 7:24-27


15-08-27

Clama

“Levántate y clama por las noches,  cuando empiece la vigilancia nocturna. Deja correr el llanto de tu corazón como ofrenda derramada ante el Señor. Eleva tus manos a Dios…”

Lamentaciones 2:19

Las noticias de todos los enfrentamientos y como resultado los damnificados en Libia son tan atroces que pueden llegar a entumecer nuestros sentidos de modo que nos olvidemos que hay personas reales involucradas. A continuación hay un mensaje, un grito desesperado de un libio que vive en un pueblo del desierto que no está muy a menudo en las noticias:

“Fui hoy al hospital para visitar al hermano de mi mejor amigo. Fue herido por alguien desconocido quien le disparó con un arma de fuego. En la habitación vi a un niño de 7 u 8 años. Ambas piernas habían sido amputadas por morteros disparados al azar. Había estado durmiendo en el patio de la casa con su madre cuando cayeron los morteros sobre ellos. Su madre fue desgarrada por el mortero y murió instantáneamente, mientras él perdió sus piernas.

En la habitación del hospital él estaba jugando un videojuego, sonriendo, tratando de sobreponerse a su dolor con una voluntad sorprendente. Pero yo no podía soportar la escena. Salí corriendo de la habitación y me largué a llorar fuertemente, no lo puedo seguir soportando. ¿Qué clase de gente horrible hace este tipo de cosas? ¿Quién tiene una mente tan torcida y enferma al punto de robarle la inocencia a un niño?  Mis amigos trataron de consolarme. Me dijeron que me calmara, que fuera fuerte como ese niño.
Regresé a la habitación y le sonreí, y él me respondió con otra sonrisa. Puse toda mi voluntad para controlar mis lágrimas…y mis emociones.

Mira hasta dónde hemos llegado. Esto es una pesadilla. Esto no es real. Quiero despertar. Quiero que regresen mis amigos muertos. Quiero que la gente regrese a ser como era antes. Mi Dios ayúdanos.

Realmente no lo puedo seguir soportando. Me harté. Hay un rugido dentro de mí que dice… Basta….no sigan matando…….por favor Dios, llévate este dolor.”
Unámonos en oración por este hombre y por muchos libios más que están sufriendo. Que su sufrimiento los lleve a Aquel quien quiere secar sus lágrimas.

Lea, medite y ore  Apocalipsis 21:1-7


15-08-21

Tripoli

Los que nunca habían recibido noticia de él, lo verán; y entenderán los que no habían oído hablar de él.”

Romanos 15:21

Trípoli, la capital de Libia,  siendo también  su ciudad más grande (con una población de aproximadamente  2 millones), está situada en el noroeste de Libia sobre la costa del Mediterráneo. Hasta Julio del 2014, después de la revolución, la ciudad de Trípoli era relativamente estable en comparación con la segunda ciudad más grande de Libia, Benghazi. Todo esto cambió luego de que los islamistas perdieran el poder legislativo en la votación popular del 25 de Junio de 2014.
A unas pocas semanas después de las elecciones, surgieron enfrentamientos entre milicias alrededor del aeropuerto internacional de Libia, que duraron casi seis semanas y dejaron 47 muertos y 120 heridos. Fue destruido el aeropuerto, y aviones valorados en millones de dólares; y se incendió el depósito de combustible cercano al aeropuerto. Esto ocasionó semanas enteras de escasez de combustible, alimentos y energía para los residentes de Trípoli.

Operation Libya Dawn (Operación amanecer de Libia) de Mistrata eventualmente tomó control del aeropuerto y tres días más tarde, miembros del Congreso General de la Nación (GNC) del gobierno anterior establecieron el Ejército Nacional de Salvación poniendo como primer ministro a Omar Al-Hassi. Para el 1ro de Septiembre, la mayoría de los ministerios del gobierno en Trípoli habían sido ocupados por milicias armadas.

Mientras tanto, el gobierno elegido legítimamente liderado por el primer ministro Abdullah Al-Thinni huyó de la capital y buscó refugio en una ciudad del lejano este, Tobruk. Para principios de Agosto, la mayoría de las embajadas occidentales y árabes como también la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas a Libia (UNSMIL) habían sacado a su personal de Trípoli y están trabajando actualmente desde Malta y Túnez.

Muy pocos extranjeros viven actualmente en la ciudad, y el valor de la moneda de Libia ha caído casi en un 50 %. Los precios están aumentando mientras que las distribuciones gubernamentales están disminuyendo; sin embargo las condiciones de vida han mejorado en la capital en el último año. La gente tiene electricidad, combustible, y alimentos, pero la ciudad se mantiene inestable. En Noviembre de 2014, fue destruida la estatua simbólica de trípoli la Ghazala y han habido ataques en la ciudad a varios santuarios Sufi de la era Ottomana.
En Enero de 2015, extremistas incendiaron el supermercado más grande y moderno de Trípoli, y luego en ese mes, hubo un ataque terrorista en el lujoso hotel Corinthia, matando a 13 personas. También está aumentando los secuestros por grupos criminales que piden sumas grandes de dinero para el rescate. Aunque en la superficie las cosas parecen más tranquilas que en el este del país, siempre hay una corriente subyacente de temor.

A pesar de los enfrentamientos en ciertos barrios y el peligro que enfrentan algunos niños (y sus familias) para llegar a la escuela, hacen todo lo posible para asistir a clase ya que les da la oportunidad de salir de la casa y estar ocupados. Tomemos tiempo esta semana y levantemos al trono de Dios esta ciudad; que sus habitantes clamen al Dios vivo y encuentren la verdad, la paz y seguridad.

Lea, medite y ore Jeremías 29:12-14


15-08-14

Milagros

“Habiendo reunido a los doce, Jesús les dio poder y autoridad para expulsar a todos los demonios y para sanar enfermedades. Entonces los envió a predicar el reino de Dios y a sanar a los enfermos.”

Lucas 9:1-2

Joy, una seguidora de Jesús, vino a Libia con su marido y sus hijos para buscar mejores oportunidades de trabajo. A través de los años, llegó a tener una linda relación de amistad con sus vecinos libios. Ellos veían su devoción a Dios y se sorprendieron de saber que ella también ayunaba, aunque no era musulmana.

Un día, la empleadora de Joy, Asma, le dijo que tenía cáncer. Tenía que hacerse una cirugía y temía morirse. Pero Joy le dijo: “No morirás. Si crees en Jesús, y yo oro por ti, irás a cirugía y no morirás. Joy puso su mano sobre el abdomen de Asma y oró por sanidad en el nombre de Jesús. Asma fue operada en otra ciudad, pero se mantuvo en contacto con Joy y estaba muy agradecida por sobrevivir a la cirugía.

Assad es un seguidor de Jesús. Se enfermó y todos creían que se iba a morir. Dios lo castigará por darle la espalda al Islam, pensaban. Pero, a través de las oraciones de creyentes en todo el mundo, Dios lo sanó de una forma milagrosa. Cuando su vecina Hana supo de su recuperación, decidió seguir a Jesús para que Él también le sanara a ella de su cáncer. Los médicos pensaron que ya estaría muerta, pero a través de las oraciones de muchos, recobró fuerza.
A través de la obediencia de aquellos que siguen a Jesús, los libios pueden ver que hay poder en el nombre de Jesús. En el Corán también se menciona que Jesús sanaba a los enfermos. Oremos que el poder de Jesús se revele a través de los milagros.
Lea, medite y ore, Hechos 4:1-14


15-07-30

Acceso a la Palabra de Dios

“Pero la palabra de Dios no está encadenada.”

2 Timoteo 2:9

La Biblia, como también otra literatura  cristiana en el idioma árabe no era bien recibida en Libia bajo el gobierno de Ghaddafi. Y hoy en día tampoco lo es.

Abeer, una mujer árabe de otro país, tenía una amistad fuerte con su vecina libia, Asma. Asma era generosa y le daba regalos y ropa para sus hijos. El aceptar y dar regalos es importante en la cultura libia. Para mostrar su agradecimiento y amistad, Abeer le quiso dar a Asma una Biblia, pero Asma no se la aceptó. Le dijo: “esto está mal, si lo acepto quizás me consideren una infiel.” “Dios va a pensar que soy mala.”

Mohammed era un policía que estaba vigilando a un creyente que estaba detenido en la estación de policía. Mohammed tenía mucha curiosidad acerca de la Biblia que poseía ese creyente. Él había escuchado hablar acerca de la Biblia – y que no debía leerlo. Pero esto le daba aún más curiosidad .  Preguntó si podía ver la Biblia, y el creyente se lo dio, mostrándole algunos pasajes y explicándole que los salmos traen consuelo y de qué tratan los evangelios. Mohammed le devolvió la Biblia al prisionero y se fue. Pero unos minutos después, regresó.  Quería mostrarle la Biblia a su amigo.

Los musulmanes creen que el profeta Mohammed recibió las primeras revelaciones del Corán durante el mes de Ramadán. Algunos de los versículos del Corán hasta animan a la gente a leer la Biblia, pero todavía hay mucho miedo y resistencia que impiden a la gente recibir y leer la Biblia. Sin embargo, el Espíritu Santo utiliza estos versículos en el Corán y también el hecho de que la Biblia esté prohibida en Libia para crear curiosidad en la gente acerca de la Biblia y de Jesús.

Actualmente, la gente puede bajar la Biblia en árabe de un sitio web y leerlo en un teléfono celular. Esto es posible por la falta de un gobierno central. Pero la gente tiene miedo de que los grupos extremistas puedan jaquear sus computadoras o teléfonos para ubicarlos y matarlos.  El temor todavía está manteniendo cautiva  a la gente y distanciada de la Verdad.

Al meditar en el pasaje de esta semana, ore porque el deseo y la curiosidad por leer la Biblia vayan en aumento.  Ore para que el Espíritu Santo abra su entendimiento.

Lea, medite y ore  Lucas 24:25-27; 44-46


15-07-23

Traficantes de sexo

“Tú, SEÑOR, escuchas la petición de los indefensos, les infundes aliento y atiendes a su clamor. Tú defiendes al huérfano y al oprimido, para que el hombre, hecho de tierra, no siga ya sembrando el terror.”

Salmo 10:17-18

 

El tráfico humano es un negocio rentable en Libia.  Bajo el gobierno de Ghaddafi, el tráfico era una industria sancionada y controlada por el estado. Unos pocos traficantes bien conectados controlaban la mayoría del tránsito de inmigrantes desde África subsahariana hacia Europa. Después de la revolución del 2011, el tráfico de personas se tornó un negocio más caótico y muchísimo más próspero. Cualquiera que tuviese unas pocas conexiones estratégicas podía tomar parte en la industria multimillonaria del tráfico.

El lado oscuro de este negocio aparece cuando los inmigrantes ya no pueden pagar por el tránsito. En estos casos, los inmigrantes frecuentemente son mantenidos en centros de detención, torturados, vendidos a campos de trabajo, vendidos como esclavos sexuales, o matados. Este trato brutal fue compartido con el antiguo régimen. Ghaddafi era conocido por victimizar a cientos de esclavos en calabozos privados de sexo.

Un testigo de tráfico de sexo en Libia dijo. “Simplemente tomaban a la chica que querían. No tenían conciencia, ni moral, ni un ápice de misericordia,  a pesar de que era simplemente una niña.” Otra persona informó, “Una desapareció y nunca más la encontraron  a pesar de que su padre y sus hermanos la buscaron. Otra fue encontrada tres meses después, cortada, violada y tirada en el medio de un parque. Había sido dada por muerta.”

A pesar de esta gran maldad, nos regocijamos en un Dios que sostiene a esta gente olvidada en sus manos. Nunca se olvida de su dolor, o los deja solos. Use el Salmo que está a continuación para clamar por los esclavos en Libia.

Lea, medite y ore Salmo10


15-07-16

Soledad

“Dios da un hogar a los desamparados”

Salmo 68:6

Hay algunos locales para Iglesias en Libia en donde creyentes de otros países se reúnen para adorar. Sin embargo los libios tienen prohibido por las autoridades y por su sociedad visitar esos lugares.

Jesús se le apareció a  Rafiq cuando era adolescente. Fue un momento glorioso y le impactó grandemente. Poco después de eso, se encontró con un pariente mayor, llamado Ahmed, un seguidor de Jesús, quien le explicó el Evangelio. En ese momento, Rafiq decidió seguir a Jesús.

Desde ese acontecimiento, muchos años han pasado, pero Rafiq todavía sigue a Jesús. A veces se siente solo. Nunca ha estado en una iglesia y anhela ser parte de una reunión de creyentes – gente de su nación- para adorar juntos. Pero no le permiten visitar iglesias para extranjeros. Le gustaría mucho ver cómo es cuando los creyentes se reúnen.  Nunca lo ha experimentado. Le encanta estudiar la Biblia, pero tiene un profundo deseo de tener comunión con otros.

Otro libio cuenta su historia: “Hace muchos años fui a una iglesia para extranjeros, para confesar mi fe en Jesús. Pero, el pastor se negó a encontrarse conmigo.  Otra persona de la iglesia habló conmigo.  Le dije  “yo soy libio”.  Él dijo, “eso es imposible, no puedes ser libio.” Yo respondí, “la verdad nos hace libres y yo estoy viviendo en el amor de Cristo.”

Al irme del local me di cuenta por qué el pastor se había negado a encontrarse conmigo – había policías esperando al lado de mi coche. Uno de ellos me pidió que fuera a hablar con él en su coche. Me dijo que yo estaba loco. “¿Qué crees que estás haciendo?”  Preguntó.  Le dije que estaba estudiando religiones diferentes y que no sabía que no debía entrar a una iglesia.  Antes de que me fuera, me pidió mi número de teléfono, mi dirección, dónde estaba estudiando, y otras cosas más. Por esta causa, nunca he podido regresar a una iglesia. Cuando le pregunté a mi amigo acerca de esto, me dijo que la iglesia tiene prohibido predicar en mi país y que cualquiera que se convierte a la religión del cristianismo se enfrentará a la muerte.

Una de las cosas más difíciles para seguidores de Jesús libios, es la soledad. Anhelan tener comunión con otros creyentes y el ánimo mutuo que procede de mantenerse fuertes en la fe. Nosotros, siendo el  cuerpo de Cristo podemos animar y fortalecer a nuestros hermanos y hermanas libios a través de nuestras oraciones

Esta semana, los musulmanes celebran el Eid al Fitr, una fiesta de tres días, que marca el final del Ramadán, el mes santo de ayuno. Los cristianos libios probablemente sientan aún más en esta fecha su anhelo de tener una familia espiritual con quien celebrar juntos su fe en Jesús.

Lea, medite y ore 1 Corintios 12:12-27


15-07-09

La puerta angosta

“Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella.”

Mateo 7:13

Ahlam  siempre creyó que Dios la creó y la amaba. A los seis años comenzó a orar y a ayunar. Le encantaba leer el Corán, y mientras lo hacía lloraba por amor a Dios. Al mismo tiempo había preguntas que no se atrevía a hacer porque no quería que Dios se enojara con ella.

Una noche soñó que estaba en un lugar oscuro entre cadáveres y  cráneos. Una mano blanca y brillante se extendió, tomó su mano y lo levantó. Intentó rechazarlo y sintió que su mano se caía. Sin embargo, la mano no la soltó. Ella gritó y bajó de la cama de un salto. Quedó preocupada y sintió que este no era un sueño normal. Así que le pidió a Dios que se lo explique.

Un día, mientras miraba TV y pasaba de un canal a otro, vio a un pastor que dijo, “El señor te levanta de la muerte hacia la vida”.  Las palabras le atravesaron, y se preguntó, ¿será que estoy muerta, y podrá el Señor  darme vida?

Ahlam  le imploró a Dios que le mostrara el camino correcto. Cinco veces al día hacía los lavamientos rituales que preceden a las oraciones, pero sentía que Dios le decía que  Él podía escuchar sus oraciones sin los lavamientos. Cuando se arrodillaba sobre su alfombra de oración, Dios le decía que Él le podía escuchar en cualquier parte. Pero Ahlam no estaba preparada para soltar todavía estos rituales.

Luego, en otro sueño, vio una luz brillante sin comienzo y sin final. Su espíritu dejó su cuerpo y se encontró frente a una puerta pequeña que estaba abierta, que llevaba al Cielo.  Antes de entrar ella dijo: “En el nombre de Jesús, el Viviente de Nazaret”. Habló un ángel y le dio un nombre nuevo. La consumió el gozo en este lugar lleno de paz.

En los días siguientes,  Ahlam le pidió a Dios que le enseñara mientras luchaba con la duda.  Estaba mirando TV cuando alguien leyó: “Entren por la puerta estrecha, porque estrecha es la puerta y difícil el camino que lleva a la vida, y son pocos los que la encuentran.  Ancha es la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción y muchos entran por ella.” Desde ese día en adelante, creyó en Jesús. Comenzó a leer la Biblia y al crecer su relación con el Señor, supo que estaba siendo transformada en una nueva persona, en el Espíritu.

“Todos los días soy limpiada desde adentro”  dice Ahlam . “Jesús ha cambiado la forma en que veo a los demás y la forma en que actúo.”

Alabado sea Dios, que ama a todas las personas.  Él los invita hacia sí diciendo: “Aquí estoy, llama a la puerta”.

Lea, medite y ore Efesios 2


15-07-03

Un deseo de perdón

“Todos somos como gente impura; todos nuestros actos de justicia son como trapos de inmundicia. Todos nos marchitamos como hojas: nuestras iniquidades nos arrastran como el viento.”

Isaías 64:6

En Ramadán muchos musulmanes practican con más fervor su fe, esperando que les sean perdonados sus pecados.  A continuación, un hermano libio comparte una parte de su trayectoria para encontrarse con Jesús.

Mi familia es muy cariñosa y generosa. Mis padres hicieron lo mejor posible por darme todo lo que necesitaba. Éramos una familia normal con luchas, pero éstas nunca fueron mayores que nuestra capacidad para solucionarlos.

Comencé a orar fielmente cuando entré a la adolescencia. A los dieciséis años me hice muy devoto a las oraciones rituales y le dedicaba todo el tiempo posible a la oración. Pero no iba a las oraciones de los viernes en la mezquita porque pensaba que la gente era hipócrita y aún los sermones del Sheikh  parecían estar llenos de palabras fabricadas y repetitivas.

Aún con todas mis oraciones, sentía que Dios estaba muy lejos de mí. Parecía que todas mis oraciones se vertían al suelo y no encontraba respuesta de parte de Dios. Desde los años de mi adolescencia siempre pensé que la razón de Su silencio era mi pecado, que era una barrera que impedía que yo avanzara en la vida. Me odiaba a mí mismo por causa de este pecado. Oraba fervientemente a las 3 y a las 4 de la mañana. Solía llorar y orar pidiéndole a Dios que se acercara a mí y me protegiera de mi culpa y pecado. Pero nunca recibí una respuesta de Dios. Me sentía como si Dios no me aceptaba y no quería perdonarme.

Mi tristeza era mi compañero  y mi pecado era mi enemigo. Me dediqué a leer el Corán y traté de leer el libro completo en el mes de Ramadán, como lo hacen muchos musulmanes durante ese mes. Fallé, y esa fue una gran desilusión para mí. Oraba, “perdona mi culpa, oh Dios, porque es grande.”

Me encantaba ir a la playa y a otros lugares aislados para buscar soledad y acercarme más a Dios en oración y con lágrimas. Mi pecado me dejaba angustiado.  Algo me seguía repitiendo que nunca me dejaría el pecado. Yo sabía que ese era el Diablo, quien busca destruir a toda la humanidad. Navegué  en internet  buscando respuestas. Hablé con un líder religioso acerca del pecado pero sus palabras eran odiosas y me asustaron más todavía. “¡Dios te maldecirá en el día de la resurrección!” dijo.  “Eres como una brasa ardiente en el infierno y no puedes cambiar tu vida – arderás en el fuego.” Yo vivía en un mar de temor.

Con un deseo implacable de ser perdonado, este libio eventualmente llegó a conocer a Jesús. En Ramadán, muchos libios oran más y leen el Corán completo, buscando perdón. Sin embargo se quedarán sintiéndose desilusionados y vacíos. Utilice el Salmo que hay a continuación para clamar a favor de los libios. Ora para que tengan un hambre mayor de perdón que los empuje a clamar a Dios.

Lea, medite y ore  Salmo 51


15-06-25

Acercándose a Dios- La historia de un creyente

“Así dice el Señor: ‘Deténganse en los caminos y miren; pregunten por los senderos antiguos. Pregunten por el buen camino, y no se aparten de él. Así hallarán el descanso anhelado.’”

Jeremías 6:16

“Soy libio, de trasfondo musulmán. Acepté a Jesucristo como mi Señor y Salvador, y sé que Él fue, es y será para siempre el camino, la verdad y la vida.”

“Cuando era más joven, solía leer y practicar todo lo que yo pensaba que me acercaría más a Dios. Hasta una noche, hace varios años, durante el mes de Ramadán. Después de terminar mis oraciones, escuché un extranjero en televisión que hablaba acerca de cómo Dios bajó para pagar el castigo de los pecados que todos nosotros cometimos. Escuché de cómo Dios nos ha perdonado y nos ofrece una vida que dura para siempre si aceptamos su obra en la cruz. Algo se movió dentro de mí. Esto era diferente de la historia que yo había aprendido del Corán, y quería saber más. Sentí como si me hubieran drogado y guiado por un callejón sin salida todos estos años de búsqueda.”

“Comencé a mirar programas de televisión cristianos y Dios corrigió mi entendimiento borroso y satisfizo mi hambre de conocerle. En ese tiempo, la televisión era la única forma disponible para aprender acerca de Él.”

“Luego de un tiempo, me di cuenta que necesitaba a Jesús en mi vida. Vi que Él no era solamente un profeta que dejó un ejemplo de justicia, sino que también era mi Dios que me amaba. Él se había sacrificado en la cruz para salvarme y darme esperanza, vida y consuelo – especialmente durante los períodos más difíciles de mi vida.”

“Tenía muchas preguntas teológicas, pero con la oración, el Señor gradualmente me reveló todas las respuestas, y llegué al camino verdadero en El. Amen.”

Este mes los libios (junto con musulmanes en todo el mundo) están ayunando. Clamemos a Dios por ellos; para que lleguen a un entendimiento del amor del Padre para ellos a través de Cristo Jesús.

Lea, medite y ore John 14:20-29


15-06-18

Ramadán

“En aquel día se alzará la raíz de Isaí como estandarte de los pueblos; hacia él correrán las naciones, y glorioso será el lugar donde repose.”

Isaías 11:10

Hend es una mujer de 20 años que vive en un pequeño pueblo libio. Ella ama Ramadán, mes en la cual musulmanes en todo el mundo ayunan desde el amanecer hasta la puesta del sol.  Hend comenzó por primera vez el ayuno completo – la abstención de todo alimento y líquido – cuando tenía solamente 12 años. No le obligaron a comenzar a ayunar tan pequeña; ella eligió ayunar porque quería sentirse parte de la comunidad musulmana mundial.

Ramadán es también un tiempo para hacer oraciones especiales y para leer todo el Corán. Este mes de ayuno es uno de los cinco pilares del Islam (que son obligaciones que los musulmanes deben observar para ir al Paraíso). En este mes es posible duplicar las recompensas de parte de Dios y buscar el perdón por pecados pasados. Antes del amanecer, cada mañana, Hend y su familia se levantan para comer su última comida y orar su primera oración del día, y luego no comen y no beben nada hasta romper el ayuno después de la puesta del  sol. Luego de romper el ayuno con dátiles y leche, la familia se junta en el salón, y uno de sus tíos los dirige en la oración del atardecer. Cenan, y luego los hombres de la casa se van a la mezquita y hacen la oración final del día mientras que Hend, sus hermanas, y su madre oran en la casa. El día culmina con una oración voluntaria de Ramadán, el Taraweeh, que se ofrece al recitar la congregación el Corán.

A Hend le encantan estas noches. Además de las oraciones especiales, es también un tiempo de comer y visitar amigos y vecinos.

Este año Ramadán es menos alegre que antes. Todos en la familia de Hend están preocupados por el futuro. Están añorando la paz. Tienen la esperanza de que Dios les oiga sus oraciones en este Ramadán, pidiendo un futuro mejor.

Lea, medite y ore  Efesios 2


15-06-11

Los desafíos de seguir a Jesús

 “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo Viejo ha pasado, ha llegado ya lo Nuevo!”

2 Corintios 5:17

“Mi vida ha cambiado completamente desde el día en que me hice seguidor de Jesús. He comenzado a amar a todas las personas incondicionalmente, sin tener en cuenta quiénes son ni de dónde proceden. He aprendido a perdonar a las personas cuando me hacen un mal. En otras palabras, me he convertido en una persona nueva.”

“Sin embargo, como seguidor de Jesús en Libia, enfrento muchos desafíos. Mi familia y especialmente mis padres  me presionan y me preguntan constantemente por qué no hago  las Salaat – las cinco oraciones diarias del Islam. A veces los viernes voy a la oración en la mezquita solamente para que me dejen de hostigar. Mis padres son religiosos. Mi padre va a la mezquita y mi madre lee el Corán todos los días.  Mi relación con mis padres está tensa. Encima de todo, vivimos en una sociedad que valora el honor y la reputación; si la gente llegase a saber de mi fe, se ensuciaría la reputación de mis padres – como así el de toda la familia – Yo sería considerado un escándalo, y este estigma seguiría a mi familia por años.”

“Vivo en una sociedad musulmana, y por lo tanto se debe aplicar la ley islámica. En otras palabras, yo podría ser muerto por apostasía, por renunciar al Islam.”

“Aquellos que decidieron seguir a Jesús en mi sociedad, sufren todo tipo de persecución.”

Ramadán, el mes santo de ayuno para los musulmanes, comienza en una semana. Muchos creyentes, como nuestro hermano libio que escribió las palabras anteriores, luchan con preguntas tales como “ ¿Qué hace un seguidor de Jesús en este tiempo? ¿Cómo honro a Dios y gano a mi familia para El? ¿Cómo vivo mi vida como seguidor de Jesús en mi cultura? “

Levantémonos con ellos en oración.

Lea, medite y ore Hechos 15:6-20


15-06-04

Una historia de 2 Gobiernos

“!Alabado sea por siempre el nombre de Dios! Suyos son la sabiduría y el poder. Él cambia los tiempos y las épocas, pone y depone reyes. A los sabios da sabiduría, y a los inteligentes, discernimiento.”

Daniel 2:20-21

Desde Julio del 2014, Libia ha estado liderado por dos gobiernos: El Gobierno Nacional de Salvación en Trípoli,  y la Cámara de Representantes dirigido por el Primer Ministro Abdulla al-Thinni.

El gobierno se dividió en dos luego de la elección de la Cámara de representantes del 25 de Junio. Los islamistas habían perdido la mayoría dentro de la Cámara de representantes. Los ánimos estaban tensos, gracias en parte al lanzamiento de una campaña en el este del país para echar extremistas. Justo antes de la fecha designada para que los Representantes tomaran posesión del cargo, las “Brigadas de Misrata” – (conocidos también como “el Alba de Libia”)- atacaron el aeropuerto en Trípoli, resultando una batalla que duró dos semanas. El aeropuerto quedó completamente destruido, y fueron atacadas las cercanas instalaciones petroleras de Brega.

Estimando inestable a Trípoli, la mayoría de los recién elegidos miembros de la cámara de representantes se pusieron de acuerdo para trasladar la legislatura a Tobruk. Una vez establecidos en el este, Las Brigadas de Mistrata ocuparon todos los Ministerios del Gobierno en Trípoli y establecieron el Gobierno Nacional de Salvación bajo el Primer Ministro Omar Al-Hassi.

En Octubre de 2014, La corte suprema de Libia dictaminó que la elección de Junio fue ilegal, y llamó a la disolución de la Cámara de Representantes. Sin embargo, no se dieron razones para esta decisión, y fue ignorado por la Cámara de representantes (en Tobruk) y por la comunidad internacional.

La Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha estado trabajando con líderes Libios de todos los frentes para formar un gobierno unido. UNSMIL ha hecho que sea una condición para levantar el embargo de armas en Libia, la formación de un gobierno unido. Mientras tanto, el Ejército Nacional Libio (que representa al gobierno en Tobruk) – con el apoyo de Egipto – ha estado presionando para el cese inmediato del embargo, sosteniendo que frente a la ausencia de armas, ha aumentado el caos y ha crecido la presencia del Estado Islámico.

Ambos lados del gobierno han pedido que se cumplan ciertas condiciones antes de participar en conversaciones patrocinadas por las Naciones Unidas. La Cámara de Representantes siente que la comunidad internacional le ha dado una plataforma inmerecida a los islamistas (Tripoli) simplemente porque “se aparecieron con armas” luego de perder las elecciones.

Aquellos que están alineados con el Gobierno Nacional de Salvación creen que su ocupación de Tripoli fue justa y que, por lo tanto deben tener voz.

Mientras tanto, numerosos otros grupos tanto dentro como fuera de los dos gobiernos en conflicto están también compitiendo por sus propias agendas, lo que complica la tarea de reparar la división.

La mayoría de libios están hartos de las disputas entre facciones. Los ciudadanos quieren ver restaurada la estabilidad y la seguridad para que puedan volver a vivir vidas normales.

Al tomar tiempo esta semana para orar por el (los) gobierno(s) libio(s), pidámosle al Espíritu que revele sus planes. Qué tipo de gobierno sería el más útil para darle entrada a la cosecha?

Lea, medite y ore Isaías 9:6-7


15-05-29

Jesús Anima

Yo me acuesto, me duermo y vuelvo a despertar, porque el Señor me sostiene.

Salmo 3:5

Hamid había estado aprendiendo acerca de Jesús y estaba cautivado. Sin que lo supiera su familia, llamó a una estación de TV cristiana y decidió seguir a Jesús.

Luego, al apoderarse de Libia la violencia, Hamid y su familia decidieron salir del país por un corto tiempo. Durante su estadía en el país anfitrión, Hamid intentó – sin lograrlo- asistir a una iglesia. Su familia comenzó a sospechar de su devoción a Jesús y no estaba nada contenta.

Comenzó a sentir miedo, hasta que llegó al punto de aterrorizarle la idea de regresar a Libia.

Hamid tuvo un sueño en el que estaba caminando en un lugar oscuro, aterrorizado y llorando. Se encontró con un hombre que le preguntó que le pasaba. “Tengo miedo de continuar mi viaje” le contestó. “Está muy oscuro”.

El hombre dijo, “sigue y encontrarás una casa donde ayudan a aquellos que están necesitados”. Hamid siguió caminando hasta que encontró la casa. Golpeó a la puerta y abrió la puerta un hombre con barba que resplandecía y estaba vestido de blanco. El hombre le preguntó, “Por qué estás llorando?”

“Tengo miedo de caminar en la oscuridad” dijo Hamid.

“Ahora estás bajo mi protección,” dijo el hombre. “Nada debería asustarte. Entra.”

Luego de este sueño, Hamid regresó a libia y se mantuvo fiel a Jesús.

Khaled, otro creyente, le contó a un hombre religioso acerca de cómo Jesús se le había aparecido en un sueño. El hombre discutió con él y trató de ganarle otra vez para el islam. Luego un día se le acercó a Khaled y le contó acerca de un sueño en la cual Jesús le había dicho que era el momento para que él trabajara para Jesús. Decidió ser seguidor de Jesús.

Aunque hay poco acceso al Evangelio, los libios están respondiendo al llamado de Jesús. La fuerza humana y las leyes religiosas no pueden mantener a Jesús fuera del país. Alabe a Dios y pídale un derrame aun mayor de su Espíritu y su revelación sobre los libios.

Lea, medite y ore Joel 2:28-32


15-05-21

Inestabilidad y Sufrimiento

de los Inmigrantes

“Porque el Señor tu Dios es Dios de dioses y Señor de señores; él es el gran Dios, poderoso y terrible, que no actúa con parcialidad ni acepta sobornos. Él defiende la causa del huérfano y de la viuda, y muestra su amor por el extranjero, proveyéndole ropa y alimentos”.

Deuteronomio  10:17-18

El 18 de abril de este año, un barco de refugiados con más de 700 personas a bordo se hundió en el mediterráneo entre Libia y la isla italiana de Lampedusa. Rescataron  a  solamente 28 personas.

Las costas de Libia están  aproximadamente a 300 kilómetros de Lampedusa. La isla está refugiando a miles de inmigrantes ilegales.

Libia es usada frecuentemente como país de tránsito para inmigrantes africanos.  Luego de la revolución del 2011 que derrocó a Gadafi, el tráfico de personas se convirtió en un negocio creciente. Libia tiene 1.770  kilómetros de costa y 5.000 kilómetros de fronteras en el desierto que están escasamente pobladas. Al no haber una autoridad de gobierno central eficaz, los traficantes están actuando abiertamente.  Las milicias que controlan gran parte de Libia, aparentemente están ganando grandes cantidades de dinero en el tráfico de personas, sea en organizarlo ellos mismos o sea cobrándoles dinero a grupos que pasan por su territorio. Al haber un aumento de demanda, los traficantes están cobrando más. Con cada barco sobrecargado que sale desde Libia, ellos hacen decenas de miles de dólares.

Algunos traficantes hasta usan Facebook  para hacer publicidad para los inmigrantes que están desesperados por huir de la guerra y la pobreza en el medio oriente y África.

De acuerdo a las Naciones Unidas, solamente en 2014 cruzaron por territorio Libio más de 110.000 inmigrantes.  Por lo menos 1300 personas murieron solamente en las tres primeras semanas de Abril, haciendo que el 2015 sea posiblemente el año más mortífero para emigrantes.

¿Cómo se puede parar esta migración ilegal? ¿Cómo pueden resolverse los problemas que empujan a estos inmigrantes a arriesgar sus vidas para intentar cruzar a Europa? Es un problema multifacético: pobreza, guerra, traficantes codiciosos, un gobierno indiferente y oficiales corruptos.  Jesús nos dijo que Dios sabe cuándo un gorrión cae al suelo, así que ¿cuánto más valora la vida de estos inmigrantes?

Aquiete su corazón delante Dios y pídale al Espíritu Santo que le dé sus pensamientos para orar por los inmigrantes, los traficantes y los distintos gobiernos (Libia, África, Medio oriente, y Europa). La iglesia global, ¿tiene alguna responsabilidad en esto?

Lea medite y ore Mateo 25: 31-46


15-05-15

El Camino, la Verdad y la Vida

Yo soy el camino, la verdad y la vida -le contestó Jesús-. Nadie llega al Padre sino por mí.

Juan 14:6

Yahyah se crió en un típico ambiente Islámico. Comenzó a estudiar el Corán cuando cumplió los 8 años. Después de la escuela secundaria, se hizo amigo de un joven llamado  Radwaan en la universidad. Radwaan ya había sido seguidor de Jesús por un par de años pero no se le contó a Yahyah al principio.  Meses más tarde, cuando le contó de su fe, Yahya se escandalizó. Decidió no hablarle más a Radwaan porque era un “infiel”. Pero dos semanas más tarde, Yahyah se sintió movido a reconciliarse con su amigo y descubrir por qué había rechazado al Islam.

Pasaron horas y días discutiendo sobre ambas religiones. Yahyah intentó defender el islam y destruir la fe de Radwaan, pero descubrió que sus propios argumentos eran débiles y no tenían fundamento comparados con los de Radwaan.

La confusión de Yahyah se iba incrementando día a día. Los debates revelaron que su fe no era sincera, sino simplemente algo que había heredado de su familia. Renunció al Islam. Se hizo ateo y despreciaba a la gente religiosa, especialmente musulmanes y cristianos. Pronto cayó en una depresión. Su mente le decía que no piense más en Dios pero su corazón estaba buscando un salvador.

Luego tuvo un accidente automovilístico muy serio y sobrevivió milagrosamente. Mientras se recuperaba, consideró su destino eterno. ¿Dónde iría después de la muerte? Si Dios era real, ¿iría al cielo a al infierno? Comenzó a buscar fervorosamente la verdad y a buscar en internet para aprender más acerca de Jesús. Cuanto más leía acerca de Jesús, más lo amaba, pero algo le decía que debía mantenerse lejos de Jesús.

Luego, un día comenzó a llorar de desesperación, clamándole a Dios que se revele. Poco tiempo después, Yahyah tuvo un sueño. Se le acercó un hombre con los brazos abiertos como para abrazarle. Lo único que dijo el hombre fue “Jesús”.Yahyah despertó sabiendo que Jesús es la verdad, el camino y la vida, e inmediatamente lo aceptó como Señor y Salvador.

Lea, medite y ore: Juan 10:9-16


15-05-07

Efectos de la continua

Violencia e Inestabilidad

Luego me fijé en tanta opresión que hay en esta vida. Vi llorar a los oprimidos, y no había quién los consolara; el poder estaba del lado de sus opresores, y no había quién los consolara.

Eclesiastés 4:1

Unos niños estaban jugando a la pelota, y surgió una pelea entre ellos. El calor y la humedad hacían que todos estuvieran irritables, pero la incertidumbre en el país era el origen real de las tensiones subyacentes. Al comenzar los niños a gritar y pegarse, salió uno de los padres y atacó a los ofensores de sus hijos. Ellos corrieron a su casa y le dijeron a su propio padre qué había ocurrido. Enfurecido, tomó uno de sus armas y salió corriendo insultando a gritos a los niños vecinos y a su padre. Con un gatillazo, el hombre mató a su vecino. Al correrse la voz de lo ocurrido, los hermanos y primos del hombre asesinado viajaron todos desde su pueblo hacia la ciudad, trayendo más armas, y armas de mayor tamaño. En venganza, mataron al asesino y destruyeron su casa con granadas propulsadas por cohetes.

De acuerdo a un estudio que se completó en octubre de 2013, casi un tercio de la población de Libia estaba sufriendo problemas de salud mental debido a la continua violencia y desorden. La situación puede haber empeorado desde aquél entonces. La gente está cansada de la violencia, sin embargo ésta no cesa, ni tampoco cesa la amargura y el odio. Sus sueños de un futuro mejor han sido destrozados. Levantémoslos al trono de la Gracia para que sus oídos se abran a la voz del Buen Pastor.

Lea, ore y medite Isaías 30:15-21


15-05-01

Obreros

Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

Juan 15:8

En el pasado reciente, Libia ha atraído a extranjeros desde África, Asia, y Medio oriente con sus oportunidades de trabajo y salarios atractivos. Algunos son altamente capacitados y trabajan en medicina, proyectos de ingeniería, negocios y educación. Los menos capacitados hacen trabajos domésticos, y ahorran todo lo posible para enviar a sus parientes en sus países de origen.

El número de extranjeros ha disminuido por la continua violencia e inestabilidad política, pero muchos siguen allí. Algunos de estos extranjeros son cristianos nominales, que ven a su religión como parte de su identidad cultural, mientras otros tienen una relación con el Dios viviente. Entre estos últimos hay algunos que ven sus trabajos como una extensión de su llamado de ser luz y sal para el mundo.

Sin embargo la mayoría de los extranjeros han sido silenciados por el temor. En los últimos años algunos han sido muertos, atacados o detenidos por causa de su fe. El mensaje parece ser el siguiente: mantén el perfil bajo y no compartas el Evangelio.

Esta semana muchos países celebrarán el día del trabajo. Pídele al Señor de la cosecha que envíe más obreros y que llame a obreros tanto de adentro como de afuera de Libia al campo de la cosecha. Pídele al Espíritu Santo que revele los obstáculos que impiden a los creyentes responder a su llamado, y ore para que aquellos sean superados.

Lea, medite y ore Romanos 10:13-16


15-04-23

Sebha

Y de … una gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no distinguen su derecha de su izquierda, y tanto ganado,  ¿No habría yo de compadecerme?

Jonas 4:11

Sebha es un pueblo de desierto ubicado cerca de un oasis al sudoeste de Libia, con una población de aproximadamente 130.000 personas. Históricamente, es la capital de la región de Fezzan. Fue una de las fortalezas tradicionales de Gaddafi y fue la última ciudad de caer frente a los rebeldes en  la revolución del 2011.

Desde 2012, tribus étnicos árabes y tribus del África negra se han confrontado, compitiendo por el poder local y el reconocimiento internacional. La tensión entre los combatientes Tebu de origen negro africano y tribus étnicos árabes, sigue siendo un constante factor de inestabilidad.

Por causa de la falta de control gubernamental, las regiones de la frontera del sur ofrecen un refugio seguro ideal y zona de puesta en escena para redes regionales de islamistas extremistas.  Al comienzo del 2015, afiliados del estado islámico lanzaron un ataque en contra de soldados gubernamentales cerca de Sebha y mataron a 14 de ellos.

Sebha es un pueblo de tránsito importante para viajes Saharianos de camiones pesados que llevan cargamentos humanos y otros cargamentos hacia destinos tales como Chad, Níger y Argelia. Desde el punto de vista espiritual, este pueblo es oscurísimo y pesado. Las mujeres están involucradas en lo oculto y en la brujería, y se las busca para ponerle maldiciones a la gente. Sin embargo, ha habido algunas semillas del evangelio sembradas en este pueblo:

Hace muchos años, una familia egipcia cristiana cóptica  vivió al lado de la casa de Halima en Sebha. Halima y sus hermanas jugaban con los niños y tenían mucha curiosidad acerca de las diferentes celebraciones religiosas. Un viernes santo, Halima les preguntó específicamente acerca de ese día. Sus amigas estaban por explicarle cuando vino su madre y rápidamente se llevó a sus hijas. Años más tarde, Halima (quien se había mudado a otro pueblo) todavía se preguntaba por qué esa familia tenía tanto miedo de hablar acerca de su fe, pero más importante, este incidente despertó en ella curiosidad acerca del viernes santo y de Jesús.

Lea, medite y ore Jonás 3:5-10


15-04-17

Familias de Creyentes

Dios ha dispuesto los miembros de nuestro cuerpo… que sus miembros se preocupen por igual  unos por otros. Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento; y si uno de ellos recibe honor, los demás se alegran con él.

1 Corintios 12:24-26

Un árabe extranjero y sus amigos fueron golpeados y encarcelados con cargos de proselitismo. Aunque su esposa experimentó la gracia de Dios, también sintió dentro suyo una gran lucha. El propietario de la casa y los vecinos la estaban presionando para que se fuera. Cuando intentaba visitar a su esposo en la prisión,  la policía y las autoridades le trataban con hostilidad. Le acosaban los temores: “ ¿Estoy tomando decisiones correctas? ¿Debería haber hecho las cosas de forma diferente?”  A sus hijos, sus amigos les hacían el vacío en la escuela. Luego un día visitaron a su papá, cuyo rostro ensangrentado indicaba que estaba siendo torturado. Su hijo pequeño vomitó cuando llegaron a la casa y luego luchaba con pesadillas.

Las familias de creyentes en países como Libia conocen el sufrimiento.  Los miembros de su familia no creyentes les presionan a renunciar a su fe. Algunos creyentes no pueden encontrar trabajo para sostener a sus familias. Sus niños son discriminados en la escuela.

Otros temen que su esposa o hijos puedan ser raptados o matados. Esta presión tensiona las relaciones interpersonales y  los matrimonios. La táctica del enemigo es intimidar y traer división.

Apoyemos a los creyentes locales y a sus familias en su sufrimiento, y levantémoslos al trono de Gracia.

Meditación de la semana: Salmo 1


15-04-09

Revelación de Jesús

“Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” afirmó Simón Pedro. “Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás” le dijo Jesús, “porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo.”

Mateo 16:16-17

La pregunta me quemaba. “Ahmed,  ¿Tienes sueños?”

“Sí, por supuesto,”  dijo.

“¿Has visto alguna vez un hombre de blanco en tus sueños?”

“¡Sí!” respondió.

“Bueno Ahmed, dime lo que has visto.”

Me dijo que había visto a este hombre muchas veces en sus sueños, pero que no sabía quién era. “Pero me da instrucciones para hacer cosas, como visitar a mi abuela que está sola, y darle dinero a los pobres.”

Yo sonreí. Sí, yo también conocía a este hombre, aunque nunca lo había visto en un sueño. Le pregunté, “¿y tú haces estas cosas aunque no sabes quién es él? Quiero decir, no sabes si él es bueno o si él es malo. ¿Quién es él?”

“Oh, él es un hombre bueno” explicó firmemente Ahmed. “Yo estoy seguro.”

Yo le dije a Ahmed que la próxima vez que se le acerque este hombre en un sueño, le pregunte su nombre.

Ore por Ahmed y por muchos más que, como él, están preparados para una revelación personal del mismísimo Hijo del Hombre.

Lea, medite y ore Juan 3:13-18


15-04-02

¿Quién es Jesús?

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación”

Colosenses 1:15

Alí es dueño de un comercio en la medina, la ciudad antigua. Cuando Susan, una extranjera entró a su comercio, él le preguntó: “¿Eres cristiana o musulmana?” Ella dijo que era cristiana. Él le sugirió que lea el Corán porque contiene un capítulo acerca de Jesús y María. Ella le respondió que todo lo que necesitaba saber ya estaba en la Biblia.

“Entonces, ¿qué tiene la Biblia?” Quiso saber Ali.

“Todo lo que necesito para la vida” respondió Susan.

Ali se estaba preparando para una discusión. “¿Quién es Jesús?” preguntó. Susan le dijo que Jesús es la Palabra de Dios.

“¿Quién es Dios y dónde está?” preguntó Alí.

“Es el creador del universo; está en el cielo, y su Espíritu tan cerca como lo está tu vena yugular. ¿Y tú sabes quién es el que dice el Corán y la Biblia que nunca pecó?”

Alí respondió que todos pecaron. Susan se mantuvo callada, así que Ali sugirió que ninguno de los mensajeros (profetas) pecaron. Susan le respondió que solamente una persona nunca pecó.

“¿Así que fue Jesús?” quiso saber Alí, a estas alturas ansioso por saber la respuesta.

Respondió Susan, “como cristianos, no creemos todo lo que escuchamos por allí, buscamos en las Santas Escrituras y le pedimos a Dios que nos muestre.”

Muchos libios pueden decir que creen en Jesús. Reconocen que Él es la Palabra de Dios, pero para ellos, Jesús fue solamente un hombre bueno, otro profeta que vino de parte de Dios. Niegan su muerte en la cruz (y por ende su resurrección) y que Él es el Camino al Padre. Solamente el Espíritu de Dios puede revelarle al ser humano que Jesús es el Hijo de Dios. Sigamos pidiendo esta revelación para nuestros amigos perdidos de Libia.

Lea, medite y ore Juan 1:1-37


15-03-26

Sirte

Ha puesto fin a las guerras en todos los confines de la tierra; ha quebrado los arcos, ha destrozado las lanzas, ha arrojado los carros al fuego. “Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra!”

Salmo 46: 9-10

La decapitación de 21 cristianos Coptos por afiliados de la IS en Libia ha conmocionado al mundo. Los cristianos habían sido secuestrados un mes antes en Sirte, una ciudad costera que queda a mitad de camino entre Tripoli y Benghazi.

Sirte sirvió de centro administrativo cuando estuvo bajo dominio italiano, que duró desde 1911 hasta 1934.  Cuando se descubrió petróleo cerca de allí, el pueblo creció en importancia y su población se expandió hasta alcanzar cerca de 80,000 habitantes. También era la ciudad natal de Gaddafi. El nació allí, y por último, murió allí. La riqueza de Gaddafi  financió gran parte del desarrollo de la ciudad. Se conocía como una ciudad rica con casas lujosas, la mayoría de las cuales fueron destruidas durante la revolución.

Desde el levantamiento de 2011 que derrocó a Muammar Gaddafi, Sirte se ha expandido como base para militantes. Un oficial del gobierno ha estimado que unos 1.000 militantes están basados en esta ciudad.

En diciembre de 2014 un médico egipcio cristiano y su esposa fueron asesinados en su hogar, en la misma ciudad. Los atacantes también secuestraron a su hija de 13 años. Se encontró su cuerpo unos días después.  El presidente del consejo local de Sirte afirmó que los ataques fueron motivados por la religión.

La ciudad es un bastión de Ansar al Sharia, un grupo islámico que está en la lista negra de las Naciones Unidas. La coalición Fayar Libia (amanecer  Libio) que está respaldada por islamistas, controla algunas partes de Sirte. En diciembre lanzaron ataques en contra de las instalaciones de petróleo cercanas.  En febrero un grupo armado atacó el yacimiento petrolífero Mabruk, a unos 170 kilómetros al sudeste de Sirte, matando a cuatro guardias de las instalaciones de petróleo y tomando a tres trabajadores filipinos.  Los atacantes dijeron ser miembros del Estado Islámico (IS).

Al tomar este tiempo para orar por Sirte, pídale al Espíritu Santo que le revele el corazón de Dios y sus propósitos para esta ciudad. Envíenos sus pensamientos a info@pray4libya.net

Lea, medite y ore Salmo 75


15-03-19

Madres

“Como un pastor que cuida su rebaño, recoge sus corderos en sus brazos; los lleva junto a su  pecho, y guía con cuidado a las recién paridas.”

Isaías 40:11

 

Las madres son altamente respetadas en la cultura de Libia. Alguien explicó cierta vez, “El cielo está bajo los pies de la madre. Tienes que asegurarte de tratar amablemente a tu madre. Si no la tratas bien, ella podría decirle a Dios, y eso te meterá en problemas, porque ella tiene una relación especial con Dios.”

Fatma tiene en su teléfono un video de su hijo mayor que se grabó durante la revolución. En el video él explica sus razones por luchar en la revolución. Él había estado viviendo en Malasia y decidió regresar y ayudar a su país.

Un día llamó a sus padres para decirles que los vería en el almuerzo. Fatma estaba entusiasmada de poder verlo luego de una ausencia tan larga (no lo había visto desde su regreso de Malasia). Sin embargo esa tarde unos hombres llegaron a la puerta con el cuerpo de su hijo – lo acaban de matar en los enfrentamientos. Era el último día de la revolución.

Ha sido difícil para Fatma hacer frente a su muerte. Afortunadamente llegó una familia a vivir al lado de su casa, y los niños de esa familia le han traído algo de consuelo.

Esta semana, el 21 de Marzo, se celebrará el día de la madre en Libia. Para muchas madres esta será una ocasión triste, un recordatorio de los hijos que han perdido, no solo en la revolución, sino también en la violencia que le siguió. Otras viven con temor, queriendo proteger a sus hijos. Se preocupan cada vez que sus hijos van a la escuela o van a hacer un mandado a un almacén del barrio.

Lea, medite y ore Mateo 11:25-30


15-03-12

Un Saulo de la época Actual?

” Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”

Mateo 5:44

Abdullah es un musulmán comprometido y devoto. Su meta en la vida es de animar a musulmanes a ser mejores musulmanes y a convertir a no-musulmanes al Islam. También trabaja para una rama de la seguridad del gobierno.

Un día su unidad arrestó a Ayoub, un creyente árabe extranjero, por cargos de proselitismo. El comandante de la unidad le ordenó a Abdullah que castigara a Ayoub. Abdullah hizo una pausa y llamó a su líder religioso, y le preguntó: “Si yo castigo a este cristiano, se agradará Dios? ”Sí” fue la respuesta. Así que Abdullah lo apaleó como nunca antes le habían pegado. Él realmente quería agradar a Dios. Castigaría a Ayoub y luego regresaría para convertirle al Islam.

En otra oportunidad se le dijo que confiscara la Biblia de Ayoub. Otra vez llamó a su líder: “Se agradará Dios si le saco su Biblia?” Nuevamente su líder dijo que sí.

Luego de que salió de la prisión, Ayoub comenzó a llamar a Abdullah frecuentemente. Al principio, Abdullah no se mostró muy amistoso. “Por qué está llamando Ayoub? No debería odiarme luego de todos los castigos que le di? Pero Ayoub no mencionó nada acerca de los castigos; solamente habló acerca del amor de Dios. Con el tiempo Abdullah comenzó a tener una disposición más amable

A veces Abdullah hablaba acerca del islam, de cómo servía a Dios y cómo oraba. Ayoub compartía acerca del amor de Dios y qué significa tener una relación con el Dios viviente.

Abdullah conoce los 99 nombres de Dios en el Corán. Sabe que Dios es grande y poderoso, peo no sabe que Dios es amor y de que Dios lo ama a él.

Lea, medite y ore  Hechos 9:1-21


15-03-05

Les Peurs des Chrétiens

 Je vous le dis, à vous mes amis : ne craignez pas ceux qui tuent le corps, mais qui ensuite ne peuvent rien faire de plus .

Luc 12:4

 Ahmed est un nouveau croyant, il est venu à la foi en regardant une émission télévisée. Il est encouragé de savoir qu’il y a d’autres croyants comme lui et il est en relation avec eux par internet. Mais il a peur de les rencontrer face à face. “Comment puis -je savoir si je peux leur faire confiance, ne me livreront -ils pas à la police?” se demande -t-il.

Quelques croyants expatriés ont prié et ont jeûné pendant trois mois pour la Libye. Ensuite ils ont décidé de mettre trois jours à part afin de lutter contre cet esprit de crainte. Durant la semaine qui a suivi certains furent arrêtés et gardés à vue, des frères égyptiens furent torturés et l’un d’entre eux a perdu la vie.

Depuis lors on a eu davantage de nouvelles au sujet de personnes qui ont été tuées ou arrêtées à cause de leur foi. Porter le nom de Christ est dangereux en Libye, et obéir à la mission donnée par Jésus peut vous coûter la vie.Certains croyants étrangers sont traités avec plus de tolérance mais les croyants locaux n’ont aucune loi pour les protéger. En fait la loi les condamne. Beaucoup de croyants ont peur qu’un membre de leur famille les tue par obéissance à Dieu. Quelquefois un employeur va opérer des retenues de salaire si il apprend qu’un employé est un croyant. Certains groupes religieux ont pour unique but de tuer un quelconque Libyen qui professe le nom de Jésus. La peur retient les frères et soeurs croyants de partager la Bonne Nouvelle et de se retrouver ensemble.

Seriez-vous prêts à jeûner cette semaine pour les croyants libyens ? Demandez au Saint-Esprit de vous diriger pour savoir comment briser cet esprit de peur qui domine les croyants.

Lisez, méditez et priez Matthieu10:16-23


15-02-26

Percepciones acerca del Cristianismo

Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán cómo responder a cada uno.

Colosenses 4:5 y 6

Fatima es una mujer soltera sobre los veinte años, que vive en un pueblo pequeño. Nunca aparece sin un velo que le cubre la cabeza, si hay un hombre presente (con excepción de su padre, hermanos, sobrinos y, algún día, su esposo), y prefiere usar un tapado largo sobre su ropa cuando sale. Sabe que la reputación de una mujer debe ser cuidada, así que se viste de forma modesta y respetuosa. Le encantan las tradiciones y fiestas religiosas que celebran juntos. Éstos le hacen sentir parte de su familia, como también parte de la sociedad de Libia y la comunidad musulmana más grande de todo el mundo.

Fatima no conoce mucho acerca del cristianismo pero lo que le han hecho creer acerca de él le molesta. Los cristianos usan ropa reveladora, toman, fuman y tienen relaciones sexuales sin estar casados. Su familia odia los rumores acerca de que hay gente que quiere cristianizar a Libia. Odian la idea de que sus mujeres salgan en minifalda y fumen. No quieren que el estilo de vida corrupto que ven en las películas de Hollywood entre en su sociedad.

Algunas mujeres quisieran tener mayor libertad para elegir si usar el velo en la cabeza o no. Pero igual ven negativamente al cristianismo, como algo occidental.

Es necesaria una revelación acerca de quién es Jesús y qué significa seguirle para atraerles a Él. Cómo pueden nuestras vidas como creyentes tanto afuera como adentro de libia contribuir a que ellos tengan una idea verdadera de Jesús? Cómo podemos orar por creyentes extranjeros y locales?

Lea, medite y ore Romanos 12


15-02-19

Benghazi
En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad. Esta luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no han podido extinguirla.

Juan 1:4 y 5

Al este del país, está Benghazi, la segunda ciudad más grande de Libia. El 15 de febrero de 2011 fue arrestado el portavoz de las víctimas de la masacre de Abu Salim de 1996. La pequeña y pacífica demostración que le siguió concluyó violentamente dos días después cuando abrió fuego la policía, matando a 14 personas. Esto provocó la revolución del país que llevó a la caída de Gadaffi y al estado de caos que todavía reina en la nación.
Históricamente, la gente de Benghazi era conocida por cuidar y proteger a cualquier persona indigente que les llegara. Así como el antiguo faro cuadrado que caracteriza a la ciudad, Benghazi ha sido una luz de bienvenida para gente perdida. Pero ahora, la ciudad está más perdida espiritualmente que nunca.

Desde 2011, miembros del ejército y de la policía como también activistas sociales han sido asesinados a sangre fría – en mezquitas, escuelas, aún dentro de sus casas. La lucha continúa diariamente entre milicias y partidos opuestos. Se ha derramado mucha sangre inocente.

Una mujer expresó así su frustración después de otra ronda de enfrentamientos: “Los edificios están construidos de roca y cemento y los podemos reconstruir. Pero las almas de los jóvenes de Benghazi están siendo masacradas por terroristas.”

En los dos últimos años también ha habido un aumento de ataques y asesinatos de creyentes extranjeros y ataques a iglesias. Muchos creyentes se han ido o han sido obligados a irse de la ciudad y del país.

Al tomarse tiempo para orar en esta semana, pida que baje la misericordia de Dios sobre Benghazi. Pídele al Espíritu Santo que revele el destino de Dios para la ciudad y su población.

Lea, medite y ore Isaías 59


15-02-12

4to Aniversario de la Revolución del 17 de Febrero
“…pero ahora ha prometido: “Una vez más haré que se estremezca no solo la tierra sino también el cielo” La frase “una vez más” indica la transformación de las cosas movibles, es decir, las creadas, para que permanezca lo inconmovible.”

Hebreos 12:26-27

Khaled tiene 30 años y vive en un pueblo a pocas horas de Trípoli. Cuando comenzó la revolución, él se unió con entusiasmo al llegar éste a su pueblo. Unos meses después él comentó, “estos meses pasados han sido como un infierno. La guerra es realmente horrible – no lo sabía hasta ahora. Gaddafi no es humano. Es un diablo. Estuve cerca de la muerte muchas veces. Luchábamos todos los días para subsistir hasta que llegaron los otros rebeldes y nos salvaron. Ese día fue un día sagrado. El día de nuestra victoria.”

Dos años más tarde, desanimado por la continua violencia y los actos de agresión contra extranjeros, dijo, “algunos de estos supuestos revolucionarios han hecho cosas horribles a los civiles en el nombre de la revolución.”

Como muchos otros libios, Khaled quería irse del país, pero decidió quedarse por su familia. Ahora, tres años más tarde, está hundido en la desilusión y la desesperanza: “lo triste es que hay gente inocente que quedan atrapados en el cruce de fuego, es como si la vida humana no tuviera valor. La gente aquí sufre diariamente el robo a mano armada, el cruce de fuego, y así otras cosas más. Ahora me doy cuenta de que el problema no era Gaddafi. Los libios están muy vacíos – y cuando se les da la oportunidad, exponen la oscuridad que tienen en su interior. Pero quizás esta es la naturaleza humana. A veces me desespero. Esto es realmente a lo que nos parecemos? Esto es realmente la naturaleza humana? Yo de verdad, quiero vivir en un lugar que tenga paz, sin guerra, sin odio. Me siento perdido y que me estoy volviendo loco en esta situación, y me pregunto; hay luz al final de este túnel?

Lea, medite y ore Oseas 2: 14-23


15-02-05

Vida para la Juventud

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes ¬- afirma el Señor- planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”

Jeremías 29:11

La continua violencia desde la revolución hasta ahora está impactando a los niños/as de Libia, recubriendo sus vidas con un ambiente de miedo.

Ahmed tiene 13 años. Mientras estaban sentados en la escuela, haciendo sus exámenes finales, explotó una bomba a apenas 2 cuadras de distancia. Era ya tan común que ocurriera algo así, que solamente suspiró, miró para arriba y continuó con su examen. Pero dos días más tarde, cuando sobrevoló la escuela un avión militar volando bajo, él y sus compañeros de clase se agacharon y se brotaron de sudor frío. Pensaron que estaban bajo ataque.

Su hermano Mahmoud, de 15 años, una vez se durmió en clase, y cuando el maestro golpeó su escritorio con una regla para que se despertara, se largó a llorar.

En tiempos pasados de mayor seguridad Ahmed solía jugar al futbol en la calle con sus amigos. Pero ahora sus padres no le permiten salir. Tienen miedo de que lo rapten. A veces su papá se sienta afuera para charlar con otros hombres del barrio, y entonces sí él y sus amigos pueden jugar bajo la mirada atenta de sus padres.

Como todas las demás familias locales que él conoce, la familia de Ahmed tiene armas de fuego para su protección. Aún su hermano Mahmoud sale con un arma.

Ahmed se siente aburrido en casa. Está frustrado y enojado, pero no hay nada que pueda hacer para cambiar la situación. A veces solamente tiene ganas de pegarle a alguien para deshacerse de todo el enojo que tiene adentro. Cuando un amigo le saco su lápiz favorito el otro día, se encendió su enojo. Sintió que lo podría haber matado si el maestro no hubiera interferido.
Lea, medite y ore Isaías 11:1-10


15-01-29

Los Bereberes

“Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres”
Juan 8:36

“Salaam” pensó que él era el único miembro de la tribu Amazigh que conocía a Jesús. Todos los demás en su pueblo y en esa zona de Libia eran musulmanes no-árabes.

! Imagínese la sorpresa de “Salaam” cuando conoció un día a dos creyentes en Jesús provenientes de un país vecino que hablaban su idioma! Mientras hablaban fácilmente entre ellos, les corrían lágrimas de alegría por sus rostros, mientras los creyentes describían cómo miles de Amazigh llegaron a ser cristianos en ese país vecino.

Los Amazigh, también conocidos como Bereberes, son los habitantes originales del Norte de África. Los Bereberes Libios viven en pueblos de las montañas Jabal Nafusa, a lo largo de la costa en Tripolitania, y en oasis del desierto en Cirenaica y Fezzan. Muchos libios que dicen ser descendientes de árabes también muestran trazos de ascendencia mixta bereber.

Desde la revolución del 2011, los Amazigh en Libia han desplegado abiertamente su bandera y han enseñado el idioma Amazigh a sus hijos. El símbolo que lleva la bandera proclama que son “un pueblo libre y noble”. Son gente caracterizada por la esperanza y el trabajo duro.

Anteriormente a la llegada del Islam, los Amazigh se identificaban como cristianos, judíos o politeístas. Hoy en día la mayoría de los Amazigh son musulmanes, aunque algunos reconocen que la religión les fue impuesta hace siglos.

Lea, medite y ore Juan 4:1-42


15-01-22

Derna

Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.
Efesios 6:12

Derna es una ciudad portuaria en el este de Libia con una población de más de 100 000. Yace entre las montañas Verdes, el Mar Mediterráneo y el desierto. Esta ciudad es el hogar de una gente de orígenes mixtos.

Es una fortaleza para grupos radicales incluyendo Ansar al-Sharia, clasificado por las Naciones Unidas como una organización terrorista. En Abril de 2014 una rama de ese grupo anunció que había implementado la ley Sharia Islámica en Derna. El auto-proclamado “Shura Concilio de jóvenes islámicos” ha abierto (así informan) cortes Islámicas y establecido una fuerza policial religiosa en el pueblo. Docenas de miembros enmascarados han aparecido en ropa militar, desfilando regularmente en camionetas con lanzacohetes, ametralladoras pesadas, llevando la bandera negra y blanca usada por jihadistas. En agosto, el concilio Shura puso un video en internet mostrando la ejecución pública de un egipcio acusado de asesinato en un estadio de futbol de Derna.

Derna tiene una historia larga de radicalismo Islámico. En la era de Gaddafi, era marginalizado, y contribuyó más combatientes extranjeros per cápita a Al-Qaeda en Iraq que cualquier otro pueblo de medio oriente. También le ha proporcionado muchos combatientes a ISIS en Siria. La mayoría de combatientes jihadistas en Libia fueron anteriormente miembros de Al-Qaeda, y hay una lucha ideológica entre ellos y los seguidores de ISIS.

En Noviembre 2014 algunas facciones de Derna juraron lealtad a ISIS (y al liderazgo de Abu Bakr Al Baghdadi), pero no queda claro cuáles y cuánto apoyo tienen. En el mismo mes se encontraron los cuerpos decapitados de tres activistas anti-ISIS en el pueblo. Los tres, quienes habían transmitido información acerca de la ciudad a través de redes sociales, habían sido raptados un par de semanas antes. Esta ciudad parece ser un lugar espiritualmente oscuro.

Pase un tiempo en alabanza y adoración, levantando a Derna hacia el trono de Dios; invitando a que entren Su verdad y Su luz en la ciudad. Pídele al Espíritu Santo que le revele el corazón de Dios para los habitantes y para los grupos extremistas. Cuáles son sus propósitos y sus planes para ellos? Puedes enviar palabras de las escrituras que recibas a info@pray4libya.net o ponerlos en nuestra página de Facebook o Twitter.
Lea, medite y ore 2 Crónicas 20:15-22


15-01-15

Semillas de Eternidad

Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo,
Y no vuelven allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar
Para que dé semilla al que siembra y pan al que come,
Así es también la palabra que sale de mi boca:
No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo
Y cumplirá con mis propósitos.
Isaías 55:10-11

Las raíces del Evangelio en Libia se remontan a 2000 años atrás. Vemos a gente de este país que participan en la historia del Evangelio – estaba Simón de Cirene (en Libia del este) como también aquellos que estaban presentes en el pentecostés. Actualmente, las ruinas antiguas de Libia son testigos silenciosos de la presencia de la iglesia primitiva.

En tiempos modernos, las semillas del Evangelio han sido sembradas en diferentes formas. La verdad acerca de Jesús ha sido compartida; algunas personas han recibido porciones de las escrituras; otros han sido tocados por las oraciones de los creyentes. Algunos de los “sembradores” han pagado un precio alto por sembrar.

Algunos turistas visitaron una ciudad en la que todavía se ven las ruinas de una antigua iglesia. Conocieron a un joven creyente. Él se sorprendió muchísimo cuando se enteró de que se mencionaba a Libia en la Biblia (en Hechos). Él les preguntó si Simón de Cirene era de su Cirene. Quedó muy orgulloso y animado al saber que su país estaba mencionado en la Biblia.

¿Cómo podemos orar por la semilla que ha sido sembrada? Pídele al Espíritu que nos muestre cómo orar por la semilla del Evangelio que ha estado yaciendo dormida por mucho tiempo.

Lea, medite y ore Ezequiel 47


15-01-08

Proclamación

Eleven, puertas, sus dinteles;
Levántense, puertas antiguas,
Que va a entrar el Rey de la gloria.
¿Quién es este Rey de la Gloria?
El Señor, el fuerte y valiente,
El Señor, el valiente guerrero.

Salmo 24:7-8

Mientras estaba sentada en la celda de la comisaría, sin saber que ese día iba a comparecer en la corte, una creyente perseguida sintió que Dios le estaba dando Salmo 24 para orar por Libia. Más tarde, mientras los guardias la conducían en vehículo hasta la corte, ella vio grafiti sobre una pared, que decía: “Levanta tu cabeza, oh Libia”. Dios no se ha olvidado de Libia. Él tiene planes buenos para el país.
Proclame el nombre de Dios sobre Libia y sobre su gente, e invite a que entre la Luz al país. Llame a los guerreros poderosos desde esta tierra y su gente. Haga un llamado invitando a los hombres y mujeres de paz a que abran la puerta del Evangelio y le den la bienvenida al Rey de reyes.

¿Has recibido promesas específicas para este precioso país? Ora usándolas, o pídele al Espíritu Santo porciones de las escrituras o promesas para orar. Puedes proclamar la grandeza y el poder de Dios sobre Libia en canciones de alabanza y adoración.

Lea, medite y ore Isaías 35


15-01-01

Derribando Fortalezas

Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

2 Cor 10:4-5

Ghaddafi utilizó brujería para mantenerse en el poder y protegerse de sus enemigos. Por más que él ya no está en autoridad, los poderes de oscuridad que entraron a través de generaciones de ocultismo, pecados y maldiciones todavía reinan. En los últimos 4 años se ha derramado mucha sangre. Pareciera como que Libia se ha convertido en el patio de juegos de satanás; olas tras olas de oscuridad van entrando.

Las fortalezas que están sobre Libia incluyen brujería, orgullo, farisaísmo, anti-Cristo (negar la muerte, resurrección y filiación de Jesús), muerte y humanismo.

A través de Jesús nos acercamos sin miedo al trono. Permitimos al Espíritu Santo examinar nuestros corazones y, en humildad y confianza en Jesús, derribamos estas fortalezas en oración, arrancando de raíz las obras del maligno para que podamos preparar el terreno para el Reino.

Pregúntele al Espíritu si hay otras fuerzas o mentalidades que debemos derribar. Resístelos y continúe pidiéndole al Espíritu por mayor revelación.

Invite a algunos otros creyentes a ayunar uno o más días de esta semana por el país. Termine su tiempo de oración en alabanza y agradecimiento a nuestro Rey de reyes.

Lea, medite, y ore Salmo 97